Segunda viga para el Puente de Integración ya está en zona de obras

La pieza de gran tamaño llegó cerca del mediodía de este domingo, 19 de julio, tras realizar una travesía de más de 900 kilómetros. Foto: Gentileza.La segunda de las cuatro vigas longitudinales, que serán colocadas entre la caja de equilibrio y la torre principal del Puente de la Integración, ya se encuentra en la zona de obras. La pieza de gran tamaño llegó cerca del mediodía de este domingo, 19 de julio, tras realizar una travesía de más de 900 kilómetros.
La primera viga, que llegó el pasado miércoles, fue posicionada en un lugar estratégico de la obra que ya comienza a tomar forma en ambas márgenes del río Paraná.

El transporte de estos componentes de gran magnitud llama la atención en las comunidades por donde pasan y rememora los tiempos de las grandes construcciones entre Paraguay y Brasil, como la propia represa de Itaipú, entidad encargada de la construcción de la segunda pasarela internacional entre ambas naciones.

Se prevé que la instalación de las dos primeras vigas, en sus posiciones definitivas, se dé en dos meses. Las mismas fueron fabricadas por la empresa Demuth Estruturas Metálicas, en la región metropolitana de Porto Alegre (Estado de Río Grande do Sul – Brasil).

Las vigas longitudinales son estructuras que estarán ubicadas entre la caja de equilibrio y la torre principal, y darán sustento a la capa de rodadura (calzada) del puente. El inicio de su montaje está previsto para la próxima semana. Actualmente, la obra presenta un 26,2% de avance en ambas márgenes del Paraná.


Descongestión

La nueva estructura será importante para descongestionar el tránsito de vehículos en el Puente de la Amistad y facilitar el transporte de cargas en la zona, además proporcionará mayor seguridad y beneficios socioeconómicos y comodidad para los usuarios.

El segundo puente sobre el río Paraná es un sueño largamente anhelado por paraguayos y brasileños. Las negociaciones entre ambas naciones comenzaron en 1992; sin embargo, la colocación de la piedra fundamental fue posible en mayo de 2019, con el compromiso político entre el presidente Mario Abdo Benítez y su par brasileño Jair Bolsonaro.



Comentarios