Alto Paraná, fatal epicentro del COVID-19 en julio con 18 muertes

El miércoles último, Ciudad del Este se agitó por el retroceso a una cuarentena estricta del Gobierno, que luego se flexibilizó para el comercio. Foto: Pánfilo Leguizamón.De las 32 muertes por COVID-19 que se registraron durante julio, poco más de la mitad de los fallecidos corresponden al departamento de Alto Paraná, que se convirtió en el epicentro fatal en el quinto mes desde que la pandemia llegó a Paraguay.
La cifra global llega a 49 fallecidos, desde la primera víctima por coronavirus registrada el 20 de marzo pasado en Asunción. La región este del país totaliza 18 fallecidos, con los dos pacientes masculinos reportados este viernes 31 de julio; de los cuales 17 derivan solo de este quinto mes.

En los cuatro primeros meses con coronavirus, la Décima Región Sanitaria solo había registrado un fallecido, el 28 de abril. Sin embargo, arrancó el 1 de julio con una de las víctimas fatales más jóvenes a nivel país, de tan solo 18 años, que padecía de diabetes, y la enfermedad contribuyó a complicar su estado. Posteriormente, el 13 de julio se registró otra víctima joven, de 21 años.

Hipertensión, diabetes y cardiopatías figuran entre las principales enfermedades preexistentes o comorbilidades que el COVID-19 ha llevado al colapso de estas vidas, que llegan hasta los 81 años de edad.

Alto Paraná reporta cerca de 600 casos están activos, de los 2 mil que se han confirmado en el departamento, con poco más de 1.300 recuperados. Por este elevado porcentaje, al igual que Asunción y Central, aún no se ha decretado que se avanza a la fase 4 de la cuarentena inteligente, que desde el 20 de julio rige en otros 15 departamentos.

En gran medida, un brote de 104 positivos en la cárcel de Ciudad del Este, reportado el 24 de junio, incidió en las cifras del departamento. Según un informe, se llegaron a testear a unos 700 reos que accedieron al hisopado. Como consecuencia de este brote en la penitenciaría hubo 3 fallecidos, un recluso y dos guardiacárceles.

Estadísticas mensuales

Para entender la creciente letalidad en julio, es cuestión de revisar las estadísticas. El primer caso de COVID-19 en Paraguay fue oficializado por el Gobierno a través del Ministerio de Salud, el 7 de marzo; la cuarentena total se declaró el 10 de marzo; y la primera muerte ocurrió el 20 de marzo, siendo la víctima un médico de Asunción.

En marzo hubo 3 fallecidos. Siguió abril con 7 fallecidos. En mayo hubo un respiro, con una sola muerte, proveniente de Presidente Hayes, el día 13, y que tuvo un mes sin pérdida de vidas.

El panorama cambió el 15 de junio; esa quincena totalizó 6 fallecidos, incluyendo dos desde Concepción.

En julio hubo diez jornadas en que se reportaron 2 muertes por día, incluyendo un reporte de 3 fallecidos, el 14 de julio. También se informó de la tercera pérdida por COVID-19 en Concepción, y la primera en Caaguazú.

Comentarios