Brasil extiende cierre de sus fronteras terrestres y fluviales por otros 30 días

El gobierno federal brasileño ha extendido por otros 30 días la prohibición de la entrada de extranjeros a su territorio nacional por tierra o agua, en medio de medidas para combatir la pandemia del nuevo coronavirus. La decisión aparece en la ordenanza interministerial publicada en la noche de este miércoles 29. Por otro lado, permite el regreso de vuelos internacionales y el ingreso de extranjeros por vía aérea.
La prohibición de la entrada de extranjeros al territorio brasileño por tierra o agua se extiende. Sin embargo, se permite el regreso de vuelos internacionales y el ingreso de extranjeros por vía aérea. Foto: Archivo.
Otro punto importante de la ordenanza se refiere al transporte aéreo, ya que los extranjeros pueden ingresar al país a través de aeropuertos, para una estadía corta, de hasta noventa días, presentando “a la compañía de transporte antes del embarque un comprobante de compra de seguro médico válido en el Brasil y con cobertura durante todo el período del viaje, bajo pena de no poder ingresar al territorio nacional“.

Si bien los vuelos internacionales en los aeropuertos de gran parte del país fueron autorizados nuevamente e incluyen al Aeropuerto Internacional de Foz do Iguaçu. Sin embargo, por ahora, ninguna compañía internacional ha anunciado la reanudación de las operaciones. Actualmente esta ciudad recibe 4 vuelos internos, antes recibía 30 vuelos.

Excepciones para ingresar

De acuerdo con el documento emitido por el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública; de Infraestructura y Salud, que puede ser leído en su totalidad en el “Diário Oficial da União (DOU)”, las excepciones a la regla general se deben a los siguientes casos, que seguirán permitiéndose la entrada a: brasileño, nacido o naturalizado; inmigrante con residencia permanente, por un período determinado o indefinido, en territorio brasileño; profesional extranjero en misión al servicio de un organismo internacional, siempre que esté debidamente identificado; empleado extranjero acreditado ante el gobierno brasileño.

En cuanto a extranjero: cónyuge, pareja, hijo, padre o curador de un brasileño; cuya entrada esté específicamente autorizada por el Gobierno brasileño en vista del interés público o por razones humanitarias; y titular del Registro Nacional de Migración y transporte de carga.

El texto también permite que los vuelos internacionales regresen a los aeropuertos en gran parte del país, incluido el Aeropuerto Internacional de Foz do Iguaçu, excepto en los siguientes estados: Mato Grosso del Sur, Paraíba, Rondônia, Río Grande del Sur y Tocantins.

Comentarios