Brasileña Oi cambia planes de reestructuración en busca de mayores ofertas

Sao Paulo. La operadora brasileña Oi introdujo cambios en su plan de reestructuración, con el objetivo de obtener nuevos préstamos con acreedores y obtener un mayor valor por los activos ofrecidos a la venta.
Los acreedores votarán sobre los cambios propuestos el 8 de septiembre. Oi tiene la intención de salir de la reorganización judicial en mayo de 2022, unos seis años después del inicio del proceso.

"Después de muchas conversaciones, llegamos a la conclusión de que el plan necesitaba un poco más de flexibilidad de la inicialmente prevista", dijo el presidente ejecutivo, Rodrigo de Abreu, en una entrevista.

La empresa fijó el valor mínimo para la venta de su unidad de fibra en 20.000 millones de reales (US$3.600 millones). Oi planea vender la división, llamada InfraCo, en el primer trimestre de 2021 y completar la venta en septiembre de 2021.

Para sus activos de telefonía móvil, Oi decidió incluir contratos a largo plazo -de tres, cinco o 10 años- con su unidad de fibra en el precio total ofertado por los interesados. Abreu dijo que estos contratos tienden a incrementar el valor de InfraCo.

Actualmente, Oi se encuentra en negociaciones exclusivas con TIM, Telefónica Brasil y Claro, de América Móvil, que realizaron una oferta conjunta de R$16.500 millones (US$3.000 millones) por activos de telefonía celular. Si las partes llegan a un acuerdo, las empresas tendrán derecho a igualar cualquier otra oferta mayor que otros puedan hacer posteriormente.

Además, Oi decidió vender su operación de televisión por 20 millones de reales (US$3,6 millones) con el objetivo de eliminar costos más significativos de satélites. Aun así, la adquirente compartirá parte de los ingresos con Oi, ya que el operador seguirá ofreciendo servicios de televisión a sus clientes. 

Oi también ofrece a los acreedores la reducción de descuentos sobre los montos adeudados si otorgan nuevos préstamos o cartas de garantía a la empresa.

Comentarios