Campesinos y estudiantes se unen y piden más recursos para educación

La primera protesta que harán será mañana durante el tratamiento del proyecto de arancel cero para universidades públicas en Diputados. Paraguay es el que menos PIB destina al sector en la región.

Una articulación para exigir mejores políticas públicas y mayor presupuesto para el sector educativo anunciaron ayer campesinos, estudiantes secundarios y universitarios.

Los jóvenes indicaron que los reclamos finalmente pretenden beneficiar a todos los sectores del país, principalmente a aquellos que ven más lejana la posibilidad de acceder a la universidad pública debido a la falta de recursos económicos.

Con el proyecto de ley que prohíbe el arancelamiento en las universidades públicas, los jóvenes apuntaron a que la normativa sea permanente y universal.

“Queremos que esta normativa sea aprobada así para que alcance a todos y todas, y de esta manera pueda beneficiar a los sectores más vulnerables a fin de que puedan acceder al derecho de la educación”, manifestó Vivian Genes, miembro de la Coordinadora Estudiantil Universitaria de la UNA (Ceuna).

La joven aseguró que de este modo benefician a los que ya están en las universidades, pero que normalmente terminan desertando por motivos económicos.

La normativa tiene media sanción de Senadores y la Cámara Baja la aprobó en general, pero queda su estudio en particular. Algunos legisladores plantean que sea solo por la pandemia y que además solo beneficie a un sector de los alumnos.

Se estipula que serán necesarios USD 30 millones para esta iniciativa.

El Consejo del Fondo de Excelencia se pronunció en contra del uso de estos recursos para la propuesta, indica que puede ser perjudicial para la primera infancia.

MÁS INVERSIÓN. Los secundarios reclaman más recursos para un programa de alimentación escolar, infraestructura y para proyectos que tienen que ver con la tecnología.

En total reclaman USD 55 millones para el presupuesto del año que viene.

De este monto, USD 37 millones deberían destinarse a programas de TIC, cuyo objetivo es capacitar a docentes y comprar insumos, atendiendo la brecha digital existente, que se nota más aún en la pandemia.

Para el programa integral de alimentación escolar solicitan USD 1.073.000 más de lo que el MEC tiene presupuestado para el año lectivo entrante.

Para el incremento de la gratuidad en la Educación Media, necesitan de USD 7.403.388 millones.

Paraguay destina el 3,4% de su PIB a la educación. Mientras, Bolivia, país mencionado hace días por el ministro de Educación, Eduardo Petta, consigna el 7,3%. Argentina, el 5,5% y Brasil el 6,2%, según datos del Banco Mundial.

Docentes quieren 16% de aumento desde enero
El titular de la Federación de Educadores del Paraguay (FEP), Silvio Piris, indicó en redes que van a pujar para que el reajuste salarial del 16% sea vigente desde enero del año entrante. Este incremento fue suspendido para este año debido a la pandemia. En setiembre próximo podría analizarse este aumento, aunque hay versiones que indican que Hacienda quiere el ajuste recién para mediados del siguiente curso lectivo. Piris comentó que la intención es conversar con otros gremios para elevar una propuesta unificada al Parlamento y al Ejecutivo.

Comentarios