Cepal sugiere un ecosistema digital más inclusivo para enfrentar aspectos trasversales del COVID-19

Se busca establecer una cooperación digital regional para cerrar la brecha de acceso a la conexión. Foto: Ilustrativa.
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentó por la mañana de este miércoles un nuevo informe especial sobre la necesidad de establecer una cooperación digital regional para cerrar la brecha de acceso a la conexión, que se contradice al derecho a salud, educación y al trabajo, a más de aumentar las desigualdades socioeconómicas.
El reporte fue presentado por la secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, bajo el título “Universalizar el acceso a las tecnologías digitales para enfrentar los efectos del COVID-19”, que señala que en 11 países de la región, el porcentaje de hogares desconectados se ubica entre el 60% y el 85%, y solo en los países con mayores tasas de conexión se ubica en alrededor del 30%. Se puede acceder a más detalles en https://www.cepal.org/es/comunicados/cepal-propone-garantizar-universalizar-la-conectividad-asequibilidad-tecnologias.

Como idea central, Cepal propone a los países de la región garantizar una canasta básica de tecnologías de la información y las comunicaciones integrada por un computador portátil, un teléfono inteligente, una tableta y un plan de conexión para los hogares no conectados, con un costo anual inferior al 1% del PIB.

El bajo ingreso de los hogares limita el acceso a Internet y posibilidades de uso de aplicaciones móviles. Las brechas de acceso condicionan el derecho a salud, educación y trabajo, al tiempo que pueden aumentar las desigualdades socioeconómicas: #CEPAL. https://t.co/9BOqj6wCJg pic.twitter.com/pfAuTodZIn— CEPAL (@cepal_onu) August 26, 2020

Si bien, los países de América Latina y el Caribe (LAC) adoptaron medidas para impulsar el uso de las soluciones tecnológicas, pero aún son limitadas por las brechas en el acceso y uso de tales tecnologías, así como en las velocidades de conexión. En ese sentido, el informe presentado indica que hasta junio de este año, el 44% de los países de la región no alcanzaron la velocidad de descarga que permite desarrollar varias actividades en línea y simultáneamente.

Otro aspecto encontrado en el estudio, indica que la diferencia entre los estratos económicos más altos y más bajos, condiciona el derecho a la educación y profundiza las desigualdades socioeconómicas, y se detectó que l 46% de los niños y niñas de entre 5 a 12 años en la región, viven en hogares que no están conectados a las tecnologías.

En la mayoría de los casos se da por el bajo ingreso de los hogares, que limita el acceso a internet, así como las posibilidades de uso de aplicaciones móviles, por lo que las brechas de acceso condicionan el derecho a salud, educación y trabajo, a más de que pueden aumentar las desigualdades socioeconómicas. “El costo de la asequibilidad a internet móvil y fija para la población en situación de mayor pobreza alcanza a 5% y 0% de su ingreso”, resalta el informe.

Por ello, la Cepal quiere dar a entender con dicho informe, la urgencia del cierre de brechas, seguir trabajando en la igualdad, en derechos y en accesibilidad digital, lo que le parece esencial tanto para el contexto actual como para la post pandemia.

Propuestas

En ese sentido, la primera propuesta consiste en universalizar el acceso para una sociedad digital más inclusiva, ampliando la cobertura de banda ancha fija así como la velocidad de la conexión en banda ancha móvil de modo de cerrar la brecha de acceso y uso.

También se debe impulsar la transformación productiva, fomentando el uso de tecnologías digitales en las pymes, a través de la digitalización de cadenas aprovisionamiento, innovación y fortalecimiento del ecosistema digital. Previo a esto, promover la confianza y seguridad digital con marcos regulatorios y normas de uso de datos tanto para las empresas, impulsadas desde el gobierno, con la privacidad y seguridad cibernética requerida.

El fortalecimiento de la cooperación digital regional en LAC requiere de infraestructuras digitales, redes 5G, políticas de competencia y regulación, así como impuestos digitales, y un nuevo modelo de gobernanza para un “Estado de bienestar digital”, con igualdad, derechos económicos, sociales y laborales, un uso seguro y con privacidad de datos para el cambio estructural progresivo.

Comentarios