Combatir la evasión es la gran tarea pendiente, afirma CEO de Baker Tilly

Walter Hermosa, CEO de la firma de contadores Baker Tilly Paraguay comentó que el Gobierno tiene una gran tarea pendiente que es la de combatir la evasión tributaria. Consideró que actualmente hay demasiadas personas que no contribuyen y las muy pocas registradas, pagan muchos impuestos. Manifestó que el 2021 será un año realmente duro, ya que muchas empresas dejarán de ganar dinero y por tanto la recaudación podría caer aún más.

Por esta razón, señaló que para el próximo año se deberá tener un presupuesto bastante austero y que urgentemente se debe mejorar sustancialmente la calidad del gasto público. Enfatizó en que es inadmisible que casi el 80% de todo lo que se recauda esté destinado para el gasto corriente. 

“Eso es algo inaceptable desde el punto de vista de la correcta distribución del gasto, todos los años nos quejamos del gasto, de que no existen suficientes inversiones en infraestructura, sin embargo, haciendo una excepción con el ejercicio 2020, desde el año 2004 la recaudación ha aumentado, pese a la gran cantidad de evasores, pero pareciera que el dinero no alcanza”, dijo.

Esta situación se da porque “cada año se gasta más y mal” y el 2021 será todo un desafío en materia de recaudación. En este sentido, apuntó que el Ministerio de Hacienda deberá extremar sus capacidades de control y de persuasión para que los ingresos no caigan de una manera estrepitosa.

Hermosa reiteró que el presupuesto del año próximo tiene que ser ajustado a la realidad, y que de ninguna manera se debe financiar gastos corrientes con endeudamiento externo.

Por otro lado, habló respecto a las medidas de facilidad que se aplicaron para los contribuyentes y dijo que también hubiera sido interesante alguna flexibilización referente al pago del Impuesto a los Dividendos y Utilidades (IDU); no obstante, reconoció que las acciones que se llevaron adelante ayudaron bastante a los contribuyentes.

El entrevistado expresó además su preocupación por la gran cantidad de empresas informales que existen en Paraguay, ya que apenas el 30% del total que opera en el país están formalizadas.

En otro momento, sostuvo que a nivel internacional, Paraguay es un caso llamativo para los extranjeros, debido a que les resulta difícil creer en algunos números macroeconómicos y principalmente en la baja carga tributaria del país.

“Siempre llamó la atención el crecimiento macroeconómico, la evolución del Producto Interno Bruto (PIB), la facilidad con la cual se puede crear vínculos empresariales en Paraguay, comparativamente a otros países, el nuestro es sumamente libre, la importación y la exportación de capitales no están gravadas por ningún tipo de impuesto, en teoría, a pesar de que eso no siempre se cumple”, comentó.

No obstante, refirió que otro punto llamativo es la poca incidencia que aún se tiene en materia de precio de transferencia. “Es todo un problema a nivel de tributación mundial, un caso bastante atípico sin embargo se viene dando pasos acelerados en este sentido”, destacó.

Comentarios