Comerciantes piden créditos para pagar deudas y no cerrar sus locales

Comerciantes de la Cámara de Comerciantes de la ciudad de San Lorenzo se manifestaron para exigir al Gobierno créditos blandos con dos años de gracia para cubrir sus deudas y no cerrar sus locales. Foto: Agustín Acosta.
En horas de la tarde, comerciantes de la Cámara de Comerciantes de la ciudad de San Lorenzo se manifestaron para exigir al Gobierno créditos blandos con dos años de gracia para cubrir sus deudas y no cerrar sus locales.
“Pedimos créditos blandos con dos años de gracia para poder pagar. Estuvimos cerrados por tres meses y cuando abrimos, se nos vinieron las deudas encima”, explicó en contacto con La Nación Julio Benítez, comerciante.

Afirmó que hasta el momento ya perdieron mucha mano de obra, porque no pueden pagar más y al menos 60 locales ya cerraron. “Vamos a seguir echando gente hasta que cerremos nuestros negocios. De los 330 asociados que teníamos, solo permanecen 270”, apuntó.

Manifestó que la única solución es que el Gobierno les ayude para seguir en pie durante esta pandemia. “Nuestra solución es que el Gobierno nos extienda la mano como que somos contribuyentes y nunca le pedimos nada al Estado”, dijo.

Resaltó que hasta el momento se registra 70% de la mano de obra caída. “El Gobierno no se preocupa de las personas que están quedando desempleadas y los negocios que están en quiebra. No le importa la caída en el pago de impuesto que va haber. Es inentendible que no se atienda a un sector tan importante del país”, aseveró.

Agregó que la situación es cada vez más difícil por la falta de circulante y que inclusive los propios proveedores ya no les quieren entregar mercaderías. “Los propios proveedores ya no nos quieren otorgar créditos para no arriesgar sus productos, todos tenemos que pagar al contado y no podemos. Esto es insostenible”, agregó.

“Estamos desesperados, el país está mal”, ratificó y puntualizó que es un pedido de ayuda para poder sobrellevar y seguir con sus negocios, además de seguir dando mano de obra. “No pedimos subsidios, pedimos simplemente un préstamo, la única diferencia es con dos años de gracias para recuperarnos”, sostuvo.

En cuanto al retroceso de fase, piden que no sean tan duros, especialmente los fines de semana, porque los sábados son los días en que más ventas tienen. “Que se apliquen todas las medidas sanitarias y que se respete el protocolo, pero no restrinjan los fines de semana, porque son días en que más ventas tenemos, en especial los sábados”, concluyó.

Comentarios