Constructores ya analizan paralizar las obras



La cementera Yguazú está parada desde hace una semana y la compañía privada abarca el 40% del mercado nacional, que tiene una demanda de unas 120.000 bolsas por día. Las constructoras privadas ya analizan la consecuencia de la falta de producción, que incluso puede llegar a para las obras.

“Esto va afectar de forma inmediata al sector si no se soluciona ya, las obras se van a parar sean públicas o privadas porque al no haber cemento uno empieza a ralentizar las obras y después también está la preocupación de los inversionistas. Lo del cemento es un problema de siempre crea mucha incertidumbre y el efecto en la mano de obra se va sentir a finales de agosto”, expresó, el Ing. José Luis Heisecke, presidente de la Cámara Paraguaya de la Construcción, (Capaco).

Del 100% de la demanda el 50% cubre la Industria Nacional del Cemento (INC), el 40% del mercado abarca Yguazú Cementos y el resto se importa desde Brasil, Argentina y Bolivia. Recordemos que por ley las importaciones están limitadas.

“Yo me reuní con representantes del sector cuando empezó la pandemia y me preguntaban si este año tendríamos problemas de cemento y les dije que no mientras solamente trabaje el sector público, pero cuando empiecen a trabajar las obras privadas el cemento siempre va ser un problema. Estamos siempre muy preocupados por esta situación”, remarcó el presidente de Capaco.

Por su parte, el Ing. Raúl Constantino, titular de la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios (Capadei), agregó que a esta altura del año la falta de cemento siempre es un problema.

“Tanto el cemento como la varilla siempre es un problema a esta altura del año, ya hablamos en reiteradas ocasiones con el Gobierno y nunca hay una solución. El Estado tiene que ser más flexible en estos tiempos que no hay la capacidad para abastecer al mercado por parte de la industria nacional”, aseveró el presidente de Capadei. Insistió además que en estas situaciones siempre favorecen a los intermediarios, mientras las obras terminan con sobrecostos.

TÉCNICOS ARGENTINOS

Andrés Wardle, gerente comercial de Iguazú Cementos, explicó que hay problemas en uno de los transformadores y que en el mercado nacional no existe el aparato para poder reponer el artefacto. Dijo que hasta ahora la empresa está parada pero que ya se encuentran en el país cumpliendo la cuarentena, dos técnicos argentinos que vinieron exclusivamente para subsanar el problema, de todas formas adelantó que analizan otras en caso que los profesionales no puedan detectar el problema.

Asimismo de acuerdo con el presidente de la INC, Ernesto Benítez, efectivamente se registra una notable reducción de circulación de cementos en el mercado, pero que se debe a la escasez propia de producción de la cementera local y los retrasos en la importación por la pandemia. Subrayó también que desde mediados del año que viene van a aumentar su producción en un 15%.

Consultamos también con las Constructora Nahiara, dedicada a la comercialización de materiales de construcción y su propietario, Ramón Arévalos, nos confirmó que efectivamente hay escasez en la provisión del cemento.

Comentarios