Critican nueva deuda vía bonos e instan a revisar la estructura fiscal

Analistas económicos ven con preocupación que el endeudamiento seguirá creciendo en 2021 sin cambios en el sistema tributario y en los gastos. Insisten en definir rumbo de las finanzas públicas.
El anuncio de la toma de nueva deuda el año próximo mediante la emisión de bonos, hecho por el Ministerio de Hacienda en el marco de la elaboración del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2021, generó cuestionamientos de referentes económicos en torno al ritmo de crecimiento del pasivo y la falta de avance en las reformas del gasto y del esquema impositivo en su conjunto.

Para el economista Hugo Royg, directivo de la consultora Mentu, seguir endeudando al país sin un norte claro en el manejo de los recursos públicos terminará solamente por agudizar las falencias estructurales de la actualidad. En ese sentido, recalcó que no existe un rumbo definido en la estrategia productiva, la gestión presupuestaria está plagada de ineficiencias y corrupción, y la política fiscal se encuentra desfasada.

El ex miembro del Consejo Asesor Fiscal sostuvo que es hora de implementar nuevas formas de gestionar el PGN, reduciendo de una buena vez el malgasto que está en el 4% del PIB (USD 1.450 millones) y recomponiendo el esquema tributario en lo que refiere a incentivos, deducciones y tributos directos.

“Debemos ajustar el gasto público y revisar toda la estructura tributaria. Nuestro malgasto es mayor a los presupuestos del MEC y Salud, y nuestro sistema tributario incluye deducciones donde no corresponde y los impuestos directos no tienen los incentivos suficientes”, expresó.

Alerta. Por su parte, Fernando Masi, directivo del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), advirtió sobre el hecho de que el pasivo ya sobrepasó el 30% del PIB, límite considerado como prudencial por organismos y analistas internacionales.

Esta situación, prosiguió, complica el panorama del Fisco de ahora en adelante en cuanto a la capacidad de pago, recordando que la presión tributaria se ubica en apenas el 10% del PIB según el propio Gobierno, por lo que urge una profunda revisión de la estructura impositiva.

Insistió en que, si bien el endeudamiento vía préstamos es más controlable, todo el sistema fiscal debe ser revisado en busca de ingresos adicionales para financiar las políticas públicas más urgentes.

“Si uno compara el nivel de deuda con la capacidad de pago, estamos bastante complicados. Entonces, no podemos seguir pegándonos el lujo de seguir exonerando por cerca del 2% del PIB y de tener una evasión descontrolada. Al mismo tiempo, es también el momento de analizar por qué aportan tan poco la agricultura y la ganadería empresarial”, manifestó.

Previsión. El Ministerio de Hacienda anunció el miércoles que recurrirá nuevamente a la emisión de bonos dentro del PGN 2021 para el bicicleteo de la deuda y para financiar obras públicas.

Si bien no se definió aún el monto, la viceministra de Economía, Carmen Marín, aseguró que será menor a la realizada este año por la emergencia sanitaria.

La deuda pública creció ferozmente en los primeros seis meses de este año para enfrentar la pandemia y llegó a los USD 10.871,4 millones. Con esta cifra y el reciente ajuste hecho por el BCP a las proyecciones de crecimiento, la relación deuda/PIB se ubicó en el 30,7% y entró en el rango de alerta (ver la infografía).

Comentarios