El número de visitantes a España sube en julio, pero muy lejos de los niveles de 2019

El número de extranjeros alojados en hoteles españoles aumentó en julio a más de 1,1 millones después de que el país saliera de uno de los confinamientos más estrictos de Europa para frenar la propagación de coronavirus a finales de junio, pero la cifra representa sólo una sexta parte de los niveles del año pasado, según los datos publicados el lunes por el Instituto Nacional de Estadística.

España suele recibir más de 80 millones de visitantes extranjeros al año, siendo el segundo país más visitado del mundo después de Francia. Pero fue el turismo interno, con 3,2 millones de consumidores, lo que ayudó a mantener a flote el sector turístico el mes pasado, según informó el INE.

El número de visitantes extranjeros aumentó desde los 114.667 de junio - pero sigue suponiendo una pequeña fracción de los 6,45 millones de julio de 2019.

España, donde del turismo supone cerca del 12% de su Producto Interior Bruto, reabrió sus fronteras a los países de Schengen y a un grupo selecto de otros países el mes pasado, y los hoteleros pusieron a disposición algo más de la mitad de su capacidad total de camas.

La tasa de ocupación media fue de alrededor del 36%, aunque los hoteles redujeron sus precios en un 8,2% en comparación con julio de 2019.

En total, las pernoctaciones en los primeros siete meses del año han disminuido más del 70%, según el INE, debido a las prohibiciones de viaje y a las normas de cuarentena para los viajeros que regresan de España.

A finales de julio, nuevos brotes en Cataluña y el noreste de España llevaron a muchos países, incluido Reino Unido, a disuadir a sus ciudadanos de viajar a España, imponiendo cuarentenas o requiriendo que se hicieran pruebas a su regreso.

Cataluña y las Islas Baleares, los destinos más populares para los turistas extranjeros, han sufrido una disminución de visitantes cercana al 90%.

Uno de cada cuatro de los visitantes extranjeros que se alojaron en un hotel en España en julio eran alemanes. Pero las cifras alemanas representan casi un 80% menos mientras que las pernoctaciones de ciudadanos británicos bajaron en más de un 90%, según los datos del INE.

Comentarios