Gobierno debe ser muy inteligente a la hora de lanzar políticas públicas, asevera economista

El economista y expresidente del Banco Central del Paraguay (BCP) Carlos Fernández Valdovinos conversó esta mañana con el equipo de Universo 970 AM y GEN para poner en contexto la situación económica y realizar una apreciación sobre cuánto podría costarle la crisis a la economía paraguaya, con base en una estimación de entre US$ 18 mil a US$ 20 mil millones.


En general se sabe que es una de las peores recesiones la actual, pero no se tiene bien cuantificado y tampoco se tiene un estimado más certero de cuánto tiempo podría llevar al país la recuperación, teniendo en cuenta la magnitud de la crisis actual, puede que haya salidas rápidas al inicio, ya que los propios indicadores del BCP dan indicios positivos al último mes disponible, que es junio.


No obstante, se debe tener en cuenta que a partir de dicho periodo se puede ralentizar y la recuperación puede ser más lenta, por lo que se estima que sólo a finales del próximo 2021 se estaría con un nivel de producción similar a la prepandemia, por lo que desde el Gobierno deberían tener consciencia de que no podrá dar una solución de reemplazar completamente al sector privado, ya que el sector público es solo un 15% de la economía, mientras que el privado, un 85%.

“Es realmente imposible que un sector minoritario llegue a reemplazar la fortaleza económica de un sector ampliamente mayoritario, entonces hay que ser muy inteligentes a la hora de lanzar las políticas públicas”, precisó.


Si bien algunos sectores de la economía presentan cierta mejoría, lo que tampoco quiere decir que estén bien realmente, pero sí mejor de la etapa crítica de la pandemia como lo fue abril, pero así también hay otros segmentos que no pueden volver a arrancar aún, por lo que hay que asegurarse de contar con políticas públicas que estén focalizadas a ciertos sectores que todavía ni siquiera pudieron empezar con el proceso de recuperación.


En este punto es donde todos los actores deberían trabajar juntos en términos de saber exigir qué tiene que hacer el Gobierno, al tiempo de avalar que las medidas lanzadas ayer por las autoridades económicas son interesantes, ya que están focalizadas a los sectores de restaurantes, hoteles y afines que fueron los más golpeados, a más del Pytyvõ 2.0 que tendrá un énfasis en las ciudades de frontera, pero no está seguro de que sean suficientes para poder compensar el fuerte golpe que tuvieron.

Todos los sectores deberían volver a trabajar

Entonces, la interrogante es cómo ayudar a estos sectores, ya que para Fernández Valdovinos será muy difícil para el Gobierno si tales rubros siguen sin trabajar, como, por ejemplo, algunos restaurantes sí pueden ya operar, pero los hoteles no, o el tema de que los moteles sí están habilitados para ingresar de a dos, pero los hoteles no, por lo que se evidencian algunas inconsistencias que considera que se deberían tratar de ratificar.

“Esto significa que, por más que el Gobierno haga todo su esfuerzo, no va a poder reemplazar el hecho de que se habiliten más sectores y creo que va ser más barato dejarlos a que empiecen a trabajar realmente, con todos los cuidados sanitarios”, acotó.

Insistió en que el Gobierno debería dar un primer paso, reconsiderar las cuestiones referentes a ciertos sectores que están totalmente parados hasta ahora, siempre priorizando los cuidados sanitarios.

Respecto al empleo y desempleo, reconoció que está sorprendido por la existencia de un tercer término para referirse al segundo punto, que generalmente son desempleados o subempleados, y que ahora apareció una tercera categoría de inactivo temporal, que es algo nuevo para todos los que siguen los datos económicos en una nueva coyuntura y en uno de los peores momentos económicos al menos en 70 años, y que la tasa de desempleo permanezca básicamente estable, lo cual no tiene sentido.

Fuente La Nacion

Comentarios