Gremios preocupados por la falta de claridad del Gobierno



Si bien el Gobierno aclaró que no se volverá a la fase cero, para los representantes de los gremios, la nueva disposición de cuarentena sí es un retroceso. Pidieron al Gobierno mayor claridad e insisten en que los contagios del Covid-19 no se dan en los restaurantes ni en los centros comerciales, ya que aseguran cumplir con todas las medidas sanitarias exigidas.

El presidente de la Empresas Paraguayas Proveedoras para Eventos (Aseppe), Cristian Lozano, fue directo y manifestó que para este segmento las cosas no pueden estar peor y agregó que varios de las más de 2.000 empresas de este rubro, ya empezaron a vender sus materiales de trabajo y alarmó que para este rubro no hay un plan a futuro.

“En nuestro caso no tenemos ni avance ni retroceso, porque nunca comenzamos a operar, estamos cien por ciento parados. La preocupación en un principio era la de sostener a nuestros colaboradores mediante ayudas sociales o kits de alimentos, sin embargo ahora se nos empiezan a caer las empresas, hay empresarios que están vendiendo sus materiales de trabajo para poder poder sobrevivir y lamentablemente, están mal vendiendo. Ahora la pregunta es, cómo volverán a operar una vez que el mercado vuelva a restablecerse”, expresó el presidente de Aseppe.

Recordó que su rubro está parado desde el 10 de marzo y, ante las sucesivas extensiones de la implementación de la Fase 4 de la cuarentena inteligente, quedaron abandonados a su suerte sin medidas económicas paliativas, sin créditos, y con el asedio implacable del sector privado para requerir sus acreencias.

Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy), aseguró que el gremio no está en condiciones de retroceder de fase. “Si eso ocurre sería matar a los restaurantes, nosotros estamos de acuerdo con seguir cumpliendo cabalidad con lo establecido por el Ministerio de Salud pero tenemos que seguir trabajando”, señaló.

A criterio suyo, la restricción debería ser directa a los focos específicos de contagio que, por lo general, son los locales informales que por su naturaleza misma no se caracterizan por el fiel cumplimiento de las disposiciones de la autoridad sanitaria como sí lo hace el gremio.“Por lo que no es difícil concluir que por más decretos y normas que se dicten, los mismos no los cumplirán, como no lo hacen con las normas sanitarias ya vigentes hoy día”, expresó.

Por su parte, el titular de la Cámara de Centros Comerciales del Paraguay, Jorge Medelzon, mencionó que están preocupados por la situación, pero que necesitan trabajar por el mal momento económico que viven las empresas que de alguna manera, principalmente en los centros comerciales, estaban mejorando sus ventas desde junio.

“El problema no ocurre en los ámbitos formales ni corporativos, el problema está en las actividades informales nocturnas, sin medidas sanitarias. En lo que respecta al manejo de la situación en la lucha del Covid-19, el Gobierno cometió errores y aciertos, que ya todos sabemos. A nivel gremial podemos decir que muy lentamente el tráfico de personas y las ventas muestran pequeñas mejoras, no suficientes pero mejoras al fin”, refirió Jorge Medelzon.

Comentarios