Italia registra el mayor número de nuevos contagios de COVID-19 desde mayo



Italia registró 845 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde el 23 de mayo, según el informe difundido por el ministerio de Salud, este jueves último. La península había reportado 642 contagios el martes anterior, lo que confirmaría una tendencia al alza.


"No estamos en una posición tan mala como Francia o España, pero la situación no es satisfactoria", advirtió el profesor Massimo Galli, director del departamento de enfermedades infecciosas del prestigioso hospital Sacco de Milán.


Para el especialista el aumento de los casos se debe en parte a que "el fin del confinamiento ha dado lugar a una excesiva sensación de falsa seguridad", así como a los viajes por turismo debido a la temporada veraniega, por lo que invitó a "tener mucho cuidado".

En la región Véneto se han triplicado los casos de contagios diarios (+159), seguida por la norteña Lombardía (+154) y Lazio (donde se encuentra Roma, +115).

Según el último balance difundido por el ministerio, desde el inicio de la pandemia se han registrado 256.118 casos de coronavirus y 35.418 fallecidos.

El número de test realizados ha aumentado al igual que la cifra de hospitalizados, que se ha incrementado hasta los 883 al sumar 17 más.

A diferencia de la primera oleada en marzo, que afectó a las regiones del norte, lo que obligó al gobierno a ordenar el bloqueo de todo el país por más de dos meses, esta vez los contagiados se encuentran repartidos por todo el territorio nacional, lo que resulta particularmente preocupante.


Casos menos graves, edad promedio 30 años

El gobierno italiano ha tomado una serie de medidas para controlar los brotes, como realizar pruebas a las personas que regresan de los países considerados de riesgo, entre ellos España, Grecia y Malta. En varios de los principales aeropuertos ya se realizan pruebas a los pasajeros llegados de esos países.


El último informe publicado por el Instituto Superior de Salud (ISS), organismo de salud pública que depende del gobierno, confirmó "una fuerte caída de la edad media entre los contagiados" tras la apertura de actividades comerciales y una mayor movilidad.

"La mayoría de los contagios se registraron en el territorio nacional y sólo el 28,3% de los nuevos casos fue diagnosticado en personas que llegaban del exterior", precisa el informe semanal relativo al 10 al 16 de agosto.

Según las cifras han muerto seis personas en las últimas 24 horas, un número relativamente bajo, ya que la edad promedio de los contagiados es de 30 años.

El virus afecta “con menor gravedad y en la mayoría los contagiados son asintomáticos”, precisa el informe de ISS. De todos modos el temor de una segunda ola en Europa está creciendo por lo que Italia decidió el cierre de las discotecas e impuso el uso de la mascarilla por la noche en todo lugar público.

Comentarios