Media sanción a ley que beneficia a deudores en mora

Tras un breve debate, el pleno de la Cámara baja, aprobó con modificaciones el proyecto que establece mecanismos temporales en beneficio de aquellos deudores que han incurrido en mora a consecuencia de la crisis económica generada por la pandemia del covid-19. La iniciativa pasa al Senado para su análisis.

Los legisladores decidieron unificar dos proyectos existentes con similares objetivos presentados por el diputado Sebastián García (PPQ) y Hugo Ramírez (ANR).

La iniciativa con media sanción estipula que las entidades financieras deberán identificar a aquellos deudores en situación de mora a causa de la pandemia y ponerlos en una categoría especial, utilizando la etiqueta “Covid-19”. 

Propone también que las personas o entidades que suministran información sobre la situación patrimonial, la solvencia económica o sobre el cumplimiento de obligaciones comerciales no transmitirán ni divulgarán datos sobre deudas vencidas no reclamadas judicialmente cuando la mora no sea superior a los 150 días.

Establece que los deudores que hayan incurrido en mora a partir del 10 de marzo del 2020 a causa de las medidas impuestas por el Poder Ejecutivo a fin de evitar la propagación del virus, conservarán hasta el mes de diciembre de este año, la categoría de riesgo que mantenían al 29 de febrero del mismo año.

La autoridad de aplicación de la ley serán el Banco Central del Paraguay (BCP), para los bancos, financieras y entidades de créditos y el Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop) para las cooperativas y la Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (Sedeco).

Durante el tratamiento de la iniciativa, uno de los proyectistas, el legislador Hugo Ramírez, habló de la importancia de establecer mecanismos de alivio a los deudores, quienes incurrieron en mora debido a la crisis económica derivada del aislamiento sanitario, por lo que solicitó se les permita conservar su calificación crediticia.

En el mismo sentido el diputado García, explicó que la iniciativa nace a raíz de la importancia de cuidar empleos y mantener la formalidad, más aún durante esta pandemia, por la cual mucha gente se quedó sin empleo y sin poder honrar sus compromisos económicos.

“Lo que queremos es que las deudas Covid, por así llamarlas, sean identificadas y tengan el tratamiento que se merece, sin distorsionar el historial crediticio, de manera que la persona que perdió el empleo y se atrasó en el pago de sus cuentas, al buscar su recuperación, pueda hacerlo sin problemas”, indicó.

Comentarios