MIC analizará polémico plan para el turismo comercial

Los senadores aún no solicitaron una opinión técnica sobre el régimen de reexportación del turismo comercial en la frontera porque primero analizarán detalladamente el proyecto.


El viceministro de Comercio, Pedro Mancuello, dijo ayer que el Senado aún no envió un pedido de opinión técnica respecto al proyecto de ley de “régimen de reexportación del turismo comercial” para zonas fronterizas. Abogó por hacer un análisis detallado de la propuesta que ya recibió duras críticas de gremios empresariales e industriales.



Comentó que, aparentemente, la nueva propuesta es similar a un anterior proyecto sobre tiendas fronterizas que quedó de lado. Indicó que hay varias iniciativas de este tipo que tienen como base la reexportación para turistas. “El problema que tenemos con esto es el control ante la permeabilidad de las fronteras y se asegure que los productos que sean importados bajo este régimen lleguen al mercado interno y compitan deslealmente contra los importadores locales que pagan todos sus impuestos”, puntualizó.

Indicó que el proyecto de ley en cuestión también plantea otras cuestiones como el de no ser controlados por organismo como Dinavisa que se encarga de habilitar la importación de cosméticos y perfumes, como también el Inam que fiscaliza alimentos.

Agregó que, particularmente, habría que hacer un análisis detallado y no entrar a juzgar si está bien o mal debido a que eso fácilmente polariza el debate entre los que están a favor y los que están en contra. “Habrá que ver si se hizo un análisis riguroso de los beneficios económicos y sociales de la propuesta”, recalcó.

Viabilidad. Mancuello indicó que le gustaría tener a futuro la posibilidad de debatir los proyectos de ley que se presentan con un estudio previo de la viabilidad económica, “porque si el Estado va a sacrificar ingresos debería tener un retorno superior a lo que sacrifica ya sea en puestos de trabajo o de otras situaciones de inversión en frontera; esa sería la manera adecuada en presentar proyectos con estudios acabados de su viabilidad”.

Respecto a que este proyecto fue presentado en un contexto de urgencia para que las ciudades fronterizas puedan sobrevivir, dijo que se debe tener la capacidad de priorizar las urgencias y necesidades. “Hay cuestiones que vienen con el rótulo de pandemia, pero pueden generar complicaciones en el tiempo. Creo que al análisis económico y social le sumaria el tema sanitario de salud por la pandemia, pero está el tema de sostenibilidad en el tiempo”, recalcó.

Subrayó que Paraguay tiene la oportunidad de crecer mucho más que otros países luego de que se supere la pandemia. “Si no nos desordenamos en nuestras finanzas, nuestros manejos de la macroeconomía, nuestras normativas, tenemos que ser muy criteriosos para desarrollar la capacidad de elegir cuales de los muchos proyectos de leyes que están siendo presentados tengan todos los estudios previos realizados”, recalcó.

Por otra parte, el viceministro de Comercio apuntó que ahora están por concretar la implementación del comercio electrónico en las fronteras, modalidad que va a representar una opción para los comercios en ciudades fronterizas. “Es la apuesta que más ha avanzado con la Cancillería y otras instituciones y con la cual se tendrá un respiro importante en la frontera”, enfatizó.

Referentes del Centro de Importadores del Paraguay, la Unión Industrial Paraguaya y la Cámara de Anunciantes del Paraguay sostienen que el proyecto atenta contra los principios de igualdad ante la ley y la libertad de concurrencia económica.

Comentarios