“Muchas intenciones, pero pocas acciones”

“Muchas buenas intenciones y pocas acciones”, así calificó Bruno Defelippe, directivo de la Asociación de Emprendedores del Paraguay (Asepy), los dos años de gobierno del presidente Mario Abdo Benítez. Añadió que, especialmente durante la cuarentena inicial a causa de la pandemia, los microempresarios sintieron agudamente la falta de presencia del Estado, porque solo 13.000 emprendedores recibieron créditos, cuando que ellos esperaban que los préstamos, por lo menos, llegaran a 100.000 microemprendedores. “El Parlamento tampoco acompañó. Si el presidente no logra recuperar la confianza de la ciudadanía, no podremos salir de la pandemia con éxito. Hay que tomar decisiones drásticas, sacar ministros, pero Abdo no quiere escuchar el pedido ciudadano”, criticó. Defelippe dice esperar una transformación real del gabinete, con cambios sustanciales que den esperanzas a todos.

Comentarios