Real Estate Inversores extranjeros atraídos por estabilidad macroeconómica

En los últimos 15 años Paraguay se convirtió en un mercado atrayente para la inversión en bienes raíces, en especial en el país vecino en el que las propiedades mantienen sus precios en dólares, pero los alquileres se cobran en pesos que va perdiendo su poder adquisitivo, analizó el diario argentino La Nación.

En ese sentido, Gonzalo Faccas, socio director de EyDisa explicó que una de las razones por las que nuestro país es un mercado atractivo para los inversores son las tasas de retorno en la inversión de inmuebles a comparación de otros países en la región. “En oficinas corporativas, por ejemplo, hoy están teniendo una rentabilidad superior al 7% en dólares que son muy buenas rentabilidades”, destacó.

El directivo refirió que además de la baja presión tributaria, en lo que se fijan los inversionistas para apostar en un proyecto inmobiliario es la estabilidad macroeconómica a largo plazo que presenta el país y en Paraguay esa seguridad se da. “Cuando uno mira a largo plazo y ve que los datos macroeconómicos se mantienen eso le da mucha confianza al inversor”, sostuvo.

VENTAJAS

El diario argentino expuso que debido al interés de los argentinos de invertir en bienes raíces en el país, desde Reporte Inmobiliario organizaron un webinar en el que el expositor Humberto Foresti, socio y director de HF Proyectos & Inversiones manifestó que construir en Paraguay es casi un 50% más barato que en Argentina.

“En 2011 Paraguay empieza a despertar interés por el cepo al dólar de Cristina Kirchner y porque se posiciona bien, ya que tiene poca presión tributaria: 10% de impuesto a la rentabilidad y 10% a la renta personal que sería lo que aquí se conoce como ganancias. Además, es un país súper seguro jurídicamente, el mismo Código Civil rige para contratos de locación y compraventa y hay libre entrada y salida de divisas, siempre por los caminos legales. Es decir, que los bancos piden el origen de esos fondos”, explicó.

Otro producto interesante que destacó Foresti fueron las oficinas corporativas en torres con ciertos beneficios que, al principio las empresas se mostraron reacias, pero el mercado se fue abriendo. “Cuando apareció esta oferta más premium a US$ 18 el metro cuadrado más expensas, costaba que las compañías hicieran el cambio, pero la que daba el primer paso obligaba a otras a darlo y empezó el cambio cultural y la gente pasó a pagar US$ 17 el metro cuadrado”, indicó.

Comentarios