Restaurantes rechazan ser focos de contagio y piden seguir atendiendo

Dirigentes de los dos gremios gastronómicos que aglutinan a la mayor cantidad de restaurantes mantuvieron ayer una reunión virtual con las autoridades gubernamentales, encabezadas por el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, y de la que también formaron parte el ministro de Interior, Euclides Acevedo; y la ministra del Trabajo, Carla Bacigalupo, así como el director de Vigilancia Sanitaria, Guillermo Sequera, a quienes manifestaron su desacuerdo con la imposición de restricciones a sus locales durante los fines de semana.
Oliver Gayet  -  Juan G. Grassi  -  Jorge Mendelzon
Los empresarios del sector gastronómico Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy) y Juan G. Grassi, titular de la Asociación de Gastrónomos del Paraguay (Agapy), confirmaron que durante el contacto virtual manifestaron a los miembros del gabinete de Mario Abdo Benítez que no acatarán la cuarentena social y les propusieron que los restaurantes sigan atendiendo los fines de semana hasta las 23:00. Así también pidieron seguir vendiendo bebidas alcohólicas a los clientes, aunque controlando y poniendo un tope de consumo, porque para los empresarios los focos de contagios no se encuentran en sus locales, sino en otros sectores que no están siendo controlados con todo el rigor necesario por las autoridades competentes.

“Evidentemente que no somos nosotros los que relajamos los controles; al contrario, lo seguimos cumpliendo a cabalidad y eso está demostrado en que no se reportaron casos de transmisión en nuestros restaurantes”, indicó Gayet.

Por otra parte, Grassi fue más tajante aún al indicar que no están de acuerdo con las limitaciones de horario, ni con el retroceso de fases y menos con limitar el consumo del alcohol en los restaurantes. “No creemos que porque una persona tome una cerveza o una botella de vino o un par de rayas de whisky se va a descontrolar, ni tampoco estamos de acuerdo con que eventualmente cercenen la posibilidad de tomar alcohol después de las 20 horas en los bares”, expresó el empresario gastronómico.

Grassi agregó que hicieron llegar el mensaje al ministro Mazzoleni, a quien le dejaron clara la postura de desacuerdo con las nuevas medidas del Gobierno, a pesar de que son conscientes de que la situación sanitaria es preocupante, a pesar de lo cual siguen sosteniendo que los focos de contagios no están en los restaurantes. “Hicimos un esfuerzo gigante para adecuarnos a los protocolos y seguimos trabajando para evitar cualquier tipo de contagio. De hecho, en estos casi 80 días en que volvimos a abrir nuestros locales, no se reportó un solo contagio”, remarcó.

Gayet agrego que dejaron sus inquietudes a las autoridades, aunque estimó que la respuesta oficial la recibirán mañana, cuando el Gobierno difunda el decreto reglamentario.

Por su parte, Grassi señaló que desde sus gremios solicitan al Ministerio Público y a la Fiscalía que “se pongan los pantalones y realicen su trabajo en forma efectiva, controlando los barrios y las ciudades del interior, en donde hay problemas reales de aglomeración y de fiestas clandestinas”.

Alivio. En tanto que Jorge Mendelzon, presidente de la Cámara de Centros Comerciales del Paraguay (CCCP), puso de manifiesto su gran alivio porque la cuarentena social no afectará las actividades comerciales de los shopping, que podrán seguir atendiendo al público en sus horarios habituales para realizar compras.

“Estamos aliviados, pero también seguimos instando a todos a cumplir con las normas sanitarias porque somos absolutamente conscientes de que nos encontramos en una etapa muy difícil de la pandemia y solo cumpliendo con el protocolo establecido vamos a salir de este momento”, expresó Mendelzon.

Anunciantes exigen cumplir protocolos
La Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) emitió un comunicado al respecto de exigir el cumplimiento de los protocolos sanitarios del Ministerio de Salud Pública.
“Las empresas, empresarios, accionistas, funcionarios y familias que hemos estado respetando, irrestrictamente, los protocolos de seguridad sanitaria, y cerrando nuestras empresas, quedándonos en nuestras casas o trabajando desde ellas, minimizando en lo posible despidos o suspensiones de empleos, con grandes sacrificios económicos, emocionales y mentales, nos manifestamos y exigimos el cumplimiento, por todos –no solo los mismos de siempre–, de las indicaciones del Ministerio de Salud y de otros ministerios del Ejecutivo nacional”, expresa.

Comentarios