SET y Aduanas rechazan régimen de reexportación del turismo comercial



El proyecto de Ley que regula el régimen de reexportación del turismo comercial, denominado como “supervivencia comercial de fronteras”, sigue siendo analizado por los senadores, autoridades del Ejecutivo y los sectores involucrados. La iniciativa es rechazada tanto por la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), y la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) que consideran que es inviable.

En este sentido, el viceministro de la SET, Óscar Orué, tras una reunión con los parlamentarios dijo que el mencionado proyecto de Ley no solucionará el problema de fondo, que a su criterio no es con disminución o exoneración de impuestos, ya que Paraguay ya cuenta con pocos y bajos tributos

“Va a crear una distorsión terrible en cuanto a lo que es la importación y la distribución de mercaderías. El proyecto habla de reexportación, técnicamente no hay una reexportación de productos, en el momento en que se importan para vender al extranjero, eso no es una reexportación, para que exista eso tiene que haber una transformación del producto o del bien o un valor agregado que eso no existe en este caso”, señaló.

Comentó que a la Administración Tributaria le preocupa que se crea que exonerando tributos como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) o el Selectivo al Consumo, se dará mayor competitividad, sino que lo que generará es una distorsión muy amplia a los sectores de la economía porque habrá dos sistemas tributarios en un mismo país y “eso es imposible”.

“Va a generar un déficit bastante elevado de ingresos, la recaudación va a caer estrepitosamente si es que se aprueba un proyecto de ese tipo, va haber sectores de primera y de segunda, en cuanto a importación de empresas”, consideró.

En esa línea agregó que si se aprueba, Paraguay podría estar en la lista negra de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y de los organismos internacionales porque se va considerar como un régimen pernicioso y de tributación nula o baja.

“Hoy nos están viendo bien a nivel internacional; esto puede acarrear una calificación mala para el Paraguay y también puede arrastrar una falta de inversión del sector extranjero; la inversión extranjera pueden verse perjudicada porque hay una distorsión muy importante, especialmente cuando estamos hablando de que vamos a enviar a Brasil o Argentina productos”, añadió.

Además sostuvo que la iniciativa habla de exoneración de aranceles aduaneros en donde se puede tener “un terrible problema dentro del Mercosur porque por Ley interna no se puede derogar o establecer exoneraciones de tasas arancelarias de Aduanas ya que eso está establecido dentro de los tratados del Mercosur y ahí vamos a incumplir los tratados internacionales; desde todo punto de vista no es viable ese proyecto”, indicó.

Por último, el viceministro manifestó que se debe estudiar alternativas y establecer condiciones o buscar cambiar el modelo de negocio, “se tiene que buscar una alternativa y eso podemos trabajarlo sin problemas entre el sector público y privado pero no con este tipo de proyectos de leyes que lo único que van a hacer es distorsionar todo el sistema y va a perjudicar considerablemente las recaudaciones”, concluyó.

UN MODELO QUE SE ADAPTE A LA REALIDAD

Por su parte, una de la proyectista, senadora Georgia Arrúa (PPQ), señaló que lo que se busca es encontrar un modelo de negocio que haga que las ciudades fronterizas vuelvan a tener la misma competitividad que tenían antes.

“Aprovechando este tiempo de cierre de frontera, y la cuarentena, nosotros estamos buscando encontrar un modelo que se adapte a nuestra realidad, que sea útil al país y a las ciudades de frontera para que vuelva a recuperar su competitividad”, dijo.

Recordó que comentaron a las autoridades de la SET y Aduanas –que no ven con buenos ojos el proyecto- que la intención no es aprobar así tal cual está el proyecto, sino que se realizarán los ajustes necesarios para que pueda ser aplicable dentro del Mercosur, y que no cause perjuicio y que sobre todo permita reactivar el comercio fronterizo.

“Vamos a ir adaptando el proyecto presentado de tal manera a que sea beneficioso para el país y para todos los sectores. Lo que sí estamos seguros es que necesitamos cambiar el modelo actual que es un régimen híbrido donde bajo el título de régimen de turismo ingresan muchas mercaderías que son vendidas en el mercado nacional donde hay muchísima evasión”, lamentó.

Enfatizó en que lo que se quiere crear es un sistema que permita transparencia, trazabilidad y que sea sostenible en el tiempo y que haga recuperar la competitividad a las ciudades que se dedican al comercio de turismo y que Paraguay vuelva a ser un centro de compra atractivo a los ojos de los otros países y que esto a la vez sea un gancho para atraer a turistas para que otros sectores se beneficien como los gastronómicos y hoteleros. 

Comentarios