Ir al contenido principal

Análisis: qué hay detrás del rally del oro y cuáles son las perspectivas para los inversionistas




El metal precioso reluce en un escenario de pandemia y de políticas monetarias expansivas. La inflación que muchos analistas vislumbran en el mediano plazo, por otro lado, podría mantener su cotización al alza e incluso llevarlo a nuevos máximos históricos.04 de Septiembre de 2020, 18:17



Para los analistas que siguen el desempeño de los principales commodities mineros, sin duda son tiempos difíciles para hacer predicciones acertadas. Y es que el factor pandemia ha irrumpido con fuerza en los fundamentos de metales preciosos. En el caso del oro, si bien algunos analistas preveían un 2020 favorable, pocos vaticinaban un nuevo récord en su cotización, que en agosto superó los US$ 2.000 por onza.

La expansión de la pandemia ha propulsado un verdadero rally en la cotización de este metal precioso, que empezó el año con un valor de US$ 1.520 la onza y que, como en crisis anteriores, es hoy un importante refugio para los inversionistas. Uno de esos es Warren Buffet, el famoso “oráculo de Omaha”, quien años atrás había manifestado cierta aversión a invertir en oro, pero que, a través de uno de sus conglomerados, compró a finales de julio 20,9 millones de acciones de la minera aurífera Barrick Gold. Esta transacción, de la que se tuvo conocimiento en agosto, propulsó las acciones de la compañía y puso una mayor atención en este dorado metal. 

Juan Carlos Artigas, head of Research del World Gold Council, explica que respecto al desempeño del oro hasta la fecha ha habido tres drivers relevantes, que explican su comportamiento. El primero, justamente, el escenario de riesgo actual, en el que hay una alta incertidumbre para los inversionistas, que los lleva a apostar por activos líquidos de alta calidad, como el oro. “El segundo es que estamos encarando un ambiente de intereses sin precedentes con tasas ultrabajas, e incluso negativas en algunas partes, mientras que el tercero es la atracción generada por el propio impulso en el precio, que ha subido alrededor del 30% este año”, dice el especialista.

Si bien la crítica usual a la inversión en oro es que no genera rendimiento –no se paga por la espera y su tenencia– hoy eso no es un obstáculo para los inversionistas, según Jack Janasiewicz, gestor de Portafolio de Soluciones de Natixis IM, debido a los bajos niveles de los valores tradicionales que hoy muestra la renta fija. “Uno, de hecho, está perdiendo dinero con los retornos ajustados a la inflación que mantiene la mayoría de la deuda emitida por el gobierno [de Estados Unidos]. Por lo tanto, como los rendimientos reales de la renta fija avanzan hacia terreno más negativo, el oro, como una reserva de valor, se ve cada vez más atractiva cada día”, dice.

Si bien la cotización del oro ha descendido levemente desde su máximo de agosto, justamente, el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) de que mantendrá su estrategia de bajas tasas de interés y que permitirá que la inflación local supere el objetivo del 2%, impulsó de nuevo al oro recientemente hasta US$ 1.964,88 la onza. La Fed mantendría las tasas de interés cercanas a cero hasta al menos 2022. El anuncio impactó a la baja el valor del dólar. “La importante liquidación del dólar ha apuntalado al oro”, dijo al respecto David Madden, analista de mercado de CMC Markets UK a Reuters.

“Toda la impresión de dinero por parte de los bancos centrales termina generando al final una pérdida de credibilidad en las divisas como activo de valor. Los inversionistas para conservar el valor de su dinero buscan precisamente invertir en oro”, dice Juan David Ballén, head of Economic Research en la firma colombiana Casa de Bolsa, quien añade que diversos bancos centrales a nivel global han estado comprando oro.


Fuente https://www.americaeconomia.com/economia-mercados/finanzas/analisis-que-hay-detras-del-rally-del-oro-y-cuales-son-las-perspectivas

Comentarios