BC de Japón apoya el enfoque del nuevo primer ministro en el empleo y señala la disposición para relajar más

TOKIO (Reuters) - El banco central de Japón monitoreará no solo las tendencias de la inflación, sino también el crecimiento del empleo para guiar la política monetaria, dijo su presidente, Haruhiko Kuroda, señalando la disposición de la Banda de Japón para aumentar el estímulo si La pérdida de puestos de trabajo debido a la crisis del coronavirus aumenta el riesgo de deflación.

Con el impacto inmediato de la pandemia disminuyendo, el banco central mantuvo la política monetaria el jueves y mejoró su perspectiva sobre la economía para decir que está comenzando a acelerarse.

Pero Kuroda dijo que el Banco de Japón trabajaría en estrecha colaboración con el gobierno del nuevo primer ministro, Yoshihide Suga, para proteger la economía de la pandemia, incluso flexibilizando aún más la política monetaria.

La declaración se hace eco de la de Suga, quien fue elegido oficialmente primer ministro el miércoles, de que proteger los empleos es la principal prioridad de su gobierno.

“Nuestro principal objetivo es nuestra meta de inflación. Pero, obviamente, también nos esforzamos por lograr un crecimiento económico saludable, incluidas las condiciones de empleo ”, dijo Kuroda en una entrevista de prensa.

“El hecho de que la inflación no se mueva demasiado no significa que no vamos a adoptar medidas monetarias adicionales. Por supuesto, consideraremos medidas de relajación adicionales si factores como el empleo y la demanda afectan negativamente a los movimientos de precios ”, dijo.

Las declaraciones de Kuroda también se hicieron después de la reciente promesa de la Reserva Federal de hacer más para crear empleos y su compromiso el miércoles de mantener las tasas de interés cercanas a cero hasta que la inflación esté en camino de superar el objetivo del 2%. 

"Lo más preocupante del Banco de Japón tiene que ser la perspectiva de una flexibilización prolongada por parte de la Fed, que ejercerá presión a la baja sobre el dólar, provocando que el yen suba", dijo Masaki Kuwahara, economista senior de Nomura Securities.

Como se esperaba, el Banco de Japón mantuvo el objetivo de la tasa de interés a corto del -0,1% y la promesa de limitar los rendimientos de los bonos a 10 años a cero.

El banco central tampoco realizó cambios en sus esquemas de préstamos y compra de activos para aliviar el endurecimiento de las finanzas corporativas.

Fuente:https://br.reuters.com/article/topNews/idBRKBN2681KE-OBRTP

Comentarios