El endeudamiento insostenible ya hace ver sus consecuencias

El informe Sostenibilidad fiscal en tiempos de pandemia, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentado recientemente, da cuenta de la gravedad de la situación del endeudamiento. La carrera del endeudamiento hasta ahora no ha mostrado resultados positivos para la gente. La promesa había sido la de aumentar la infraestructura para mejorar la calidad del crecimiento y contribuir al empleo. Sin embargo, hasta ahora ninguno de esos objetivos se verifican en los indicadores económicos, los cuales en lugar de mejorar tendieron a empeorar. El Ministerio de Hacienda debe hacer un cambio radical en su estrategia de financiamiento de las políticas públicas y recurrir a fondos genuinos para pagar la deuda y aumentar la inversión que necesitan las personas para vivir mejor.




El cambio más importante en los últimos años ha sido el indicador de la deuda con respecto al PIB y a las recaudaciones tributarias, dando cuenta de un progresivo y rápido camino hacia la insostenibilidad de la deuda, situación que ya se empieza a ver en dos indicadores del proyecto de Presupuesto 2021: la cada vez mayor proporción de deuda destinada a pagar deuda y la reducción de gastos imprescindibles para la población, como los destinados a la infancia, a la vivienda y a la salud.



Probablemente, la señal más terrible de un endeudamiento por encima de las capacidades de pago de un país sea la reducción del presupuesto del Ministerio de Salud en el medio de la peor pandemia del siglo. La situación empeora si consideramos que el presupuesto en salud ya venía siendo uno de los más bajos de la región, lo que hace que Paraguay también sea uno de los países de mayor gasto de bolsillo o lo que es lo mismo, el financiamiento de la salud por la vía de las polladas, tallarinadas, rifas o colectas de familiares y amigos.

De la deuda generada en los últimos años alguien se benefició. El crecimiento económico del 4% promedio anual no llegó a la población en general y menos aún a los trabajadores, por lo que el Ministerio de Hacienda debería hacer un estudio sobre los beneficios de la deuda y proponer los cambios tributarios para que este sector con sus impuestos pague los compromisos derivados de ella.

Así como está la propuesta del Presupuesto 2021, el Ministerio de Hacienda está responsabilizando a la gente que necesita de las políticas públicas, es decir, a la gran mayoría de la población, el pago de la deuda. Una población que hasta ahora no se ha beneficiado de ella ni a través de las políticas públicas ni por el efecto multiplicador del crecimiento económico.

Una multiplicidad de indicadores da cuenta de los retrocesos en las políticas públicas, a pesar del aumento de los fondos derivados de la deuda. El analfabetismo aumentó y las coberturas en educación y salud se retrotrajeron a los niveles de casi ocho años atrás.

El crecimiento tampoco derivó en mejoras en el mercado de trabajo si observamos los niveles de desempleo, informalidad, ingresos laborales y pobreza. Los argumentos a favor de la deuda señalaban que mantener los niveles de crecimiento requería aumentar la infraestructura y para eso era necesario el endeudamiento. El PIB creció, la deuda también, mientras que la economía de la gente empeoró en esos mismos años.

Hoy, esa misma gente es la que con sus impuestos regresivos sufre el pago de la deuda y debe enfrentar la reducción de los recursos en políticas que son centrales para sus oportunidades, mientras, quienes se beneficiaron con la infraestructura y los beneficios del endeudamiento siguen sin aportar lo justo al presupuesto.

Una de las soluciones propuestas fue vender los activos. Es decir, que se sigan beneficiando los de siempre a costa del Estado, mientras que el país debe desprenderse de sus recursos para seguir financiando privilegios. Es lamentable que el organismo que impulsó el paradigma del desarrollo humano, cuyo eje se centra en las personas y sus capacidades y oportunidades, termine dando consejos de nula contribución a dichos objetivos.

Fuente https://www.ultimahora.com/el-endeudamiento-insostenible-ya-hace-ver-sus-consecuencias-n2905663.html

Comentarios