Fitch sube la nota de Vale y prevé que la compañía pague más de US$2.000M en dividendos en 2020

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings mejoró las calificaciones crediticias de Vale al destacar las medidas de la compañía durante los últimos 18 meses para reducir el riesgo, mientras que estimó que la minera podría pagar más de US$2.000 millones en dividendos en 2020.
La calificación de Vale como emisor de deuda a largo plazo en los mercados locales y extranjeros se elevó a "BBB" versus "BBB-" anteriormente, así como la calificación de la compañía para emisiones no garantizadas, dijo Fitch en una nota el martes.

La perspectiva para la evaluación se mantiene estable, mientras que la calificación crediticia de Vale para emisiones domésticas de largo plazo se afirmó en "AAA (bra)", agregó Fitch.

“Estas acciones de evaluación reflejan las medidas tomadas por Vale durante los últimos 18 meses que han reducido el riesgo de futuras fallas de represas y las implicaciones para el medio ambiente y las comunidades si ocurren. Las acciones de calificación también toman en cuenta el apalancamiento extremadamente bajo de Vale y el fuerte flujo de caja”, escribieron los analistas de la agencia.

La posición de Vale, por tanto, sería suficiente para que la empresa afronte una posible caída de los precios del mineral de hierro o incluso posibles responsabilidades legales inesperadas relacionadas con el desastre de Brumadinho, que dejó cientos de muertos el año pasado, señalaron.

“Fitch proyecta que Vale generará US$18.500 millones en ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) en 2020 y terminará el año con US$2.000 millones en deuda neta, luego de distribuir más de US$2.000 millones en dividendos”, señalaron.

Vale suspendió su política de remuneración a los accionistas tras la falla de su represa en Brumadinho el año pasado, alegando que se centró en las reparaciones por el incidente. Pero la compañía aprobó la reanudación de dividendos en julio, anunciando resultados para el segundo trimestre de 2020.

Se espera que el flujo de caja libre se mantenga alto en 2021, en el rango de US$3.000 millones antes de las distribuciones de dividendos, proyectó el equipo de Fitch.

Los cálculos toman en cuenta los precios promedio del mineral de hierro de US$75 por tonelada el próximo año y US$95 por tonelada en 2020.

Vale tenía un apalancamiento, medido por la relación entre la deuda neta y el Ebitda, de 0,4 veces a fines de junio, y el indicador aún debería caer a 0,1 veces al final del año, en las cuentas de Fitch.

“A través de dividendos, recompras de acciones y pagos de intereses sobre el capital, Fitch espera que Vale aumente su deuda neta a alrededor de US$8.000 millones para fines de 2022, lo que resultaría en índices de apalancamiento a largo plazo en oscilan entre 0,3 y 0,7 veces, dependiendo de los precios del mineral de hierro”, estima la agencia.

La evaluación de la empresa minera podría mejorarse en caso de avances en el desmantelamiento de presas o aumento de la producción de mineral de hierro mediante el uso de procesamiento en seco. Por otro lado, las eventuales restricciones operativas y los posibles gastos adicionales y no provisionados para la remediación de desastres podrían reducir la calificación de la empresa, dijo Fitch.

El cambio en las calificaciones de Vale se produce después de que la agencia elevó la semana pasada su perspectiva para los precios del mineral de hierro, citando un ajuste de la oferta en parte debido a la expectativa de una menor producción por parte de la empresa minera brasileña.
Fuente:https://www.cesla.com/detalle-noticias-de-brasil.php?Id=15582

Comentarios