México aborda conflictos de pensiones con nuevas reglas

El regulador de pensiones de México publicó reglas esta semana que apuntan a limitar las tarifas y prevenir conflictos de intereses, justo cuando un proyecto de ley de reforma pendiente promete inyectar miles de millones más a los fondos de jubilación del país.
Las nuevas reglas limitarán las tarifas que los vehículos de capital privado pueden cobrar a los fondos e introducirán más controles para evitar conflictos de intereses entre fondos, bancos matrices y gerentes de proyectos.

A medida que México busca aumentar las contribuciones de los trabajadores a través de la reforma pensional, las regulaciones buscan crear un mercado de capital privado más saludable para que el aumento de los flujos de trabajadores pueda destinarse a productos mejor administrados. El mercado de productos estructurados para fondos de pensiones se ha visto afectado por las preocupaciones acerca de algunos administradores sin experiencia con vínculos estrechos entre los bancos y los administradores de fondos.

Las nuevas reglas abordarán esos problemas, según el grupo de cabildeo de fondos de pensiones de México, conocido como Amafore.

“Son cambios importantes para traer más orden al mercado”, dijo en una entrevista Álvaro Meléndez, vicepresidente de Amafore. Las nuevas regulaciones garantizarán mejores prácticas para las inversiones de capital privado por parte de los fondos de pensiones, dijo.

Las nuevas reglas reducen los riesgos y los costos excesivos para los trabajadores, dijo el regulador de pensiones a principios de esta semana.

Las regulaciones llegan un par de meses después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador diera a conocer un acuerdo sorprendentemente favorable al mercado con los principales grupos de presión empresariales para presentar un proyecto de ley de pensiones que aumentará las contribuciones de las empresas a las cuentas de los trabajadores.

El proyecto de ley, que se presentará al Congreso en dos semanas como máximo, según el mandatario, duplicaría los 4,5 billones de pesos (US$ 180.000 millones) que administran los fondos de pensiones en 12 años, según Amafore.

Los mercados de capital locales más profundos podrían ayudar a México a cerrar la brecha con otros mercados en los que se ha quedado rezagado, como Brasil, en términos de ofertas públicas iniciales y fondos de capital privado.

El crecimiento de la inversión se ha debilitado durante el gobierno de López Obrador, debido a las preocupaciones sobre sus políticas económicas. No obstante, la reforma de las pensiones indica que puede llegar a acuerdos con el sector privado, mientras que las regulaciones, que tuvieron un borrador inicial aún más duro, mostraron que la Administración está abierta a negociar.

Se espera que el proyecto de ley de contribuciones sea debatido en la sesión de otoño del Congreso, donde López Obrador y sus aliados tienen mayoría.

Analistas de Morgan Stanley liderados por Nikolaj Lippman estiman que las contribuciones adicionales de la reforma de pensiones podrían eventualmente canalizar US$ 12.000 millones al año más en fondos de jubilación, con entre US$ 750 millones y US$ 1.000 millones más en acciones locales.

Las inversiones en bienes raíces, capital privado e infraestructura podrían experimentar flujos similares, según las asignaciones actuales en los datos del regulador, conocido como Consar.

Lippman dijo en una nota de investigación a principios de este verano que la avalancha de dinero de los nuevos trabajadores probablemente mejoraría la transparencia en el mercado mexicano e impulsaría la cotización de acciones y los gastos de capital de las empresas.

“Más piel en el juego para los inversionistas locales también ha tendido a ir de la mano con las mejoras del gobierno corporativo en México”, dijo.

Fuente:https://www.5dias.com.py/economia-finanzas/mexico-aborda-conflictos-de-pensiones-con-nuevas-reglas

Comentarios