Ciudadanía pedrojuanina aguarda con ansias fecha tope de reapertura de frontera



La población de Pedro Juan Caballero se encuentra de algún modo más tranquila, tras el anuncio del Gobierno de una fecha tope para la reapertura de la frontera, que sería hasta el 15 de octubre, hecho fundamental ya que la economía y el negocio de la mencionada ciudad se resumen al turismo de compra.



Así lo señaló el presidente de la Cámara de Comercio de Pedro Juan Caballero, Víctor Barreto, en entrevista ayer por Universo 970 Am, al tiempo de recalcar que precisan de la apertura no solo de forma urgente, sino también oficial para el reinicio de las actividades comerciales en la frontera.


“Hoy la ciudadanía fronteriza está un poco más tranquila, ya que al menos el Gobierno anunció una fecha tope que sería el 15 de este mes, porque el quebranto, preocupación y el enojo de toda la ciudadanía es que no se decía nada, no se hablaba de fechas y no había planes estratégicos ni una negociación franca con la gente de frontera”, expresó el representante.




Barreto reiteró que la principal fuente de ingreso en la mencionada localidad es el comercio de frontera, por lo que tuvieron que recurrir a las manifestaciones, cierres y caravanas para ser escuchados, ya que el Gobierno llegó a prometer muchas acciones, pero que en la práctica se dio muy poco, aseveró.




En Pedro Juan se habla de más de 200 comercios ya cerrados, a más de 5.000 personas desempleadas, que conlleva a la vez a hechos malintencionados como la delincuencia, la violencia y la gran informalidad que sigue operando en la frontera, mientras que los que quieren trabajar formalmente no encuentran esa posibilidad, dijo.


“Acá la gente está pasando por una situación muy difícil, acá la economía está peor que la pandemia, desde que empezó todo la ciudadanía pedrojuanina y la de Punta Porá, que es nuestra ciudad gemela quedamos prácticamente mutilados, pero estamos más tranquilos que desde el día 15”, agregó.




Estricto cumplimiento de protocolo


En cuanto al protocolo a utilizar, señaló que eso sería muy sencillo, recordando que el 24 de setiembre tuvieron una reunión encabezada por el Ministro del Interior y otras autoridades, en la que acordaron el cumplimiento estricto del protocolo que ya se está utilizando en las tiendas, como el lavado de manos, el uso del tapabocas, medición de la temperatura, uso del alcohol en gel, mantener la distancia y no aglomerarse.


Por lo tanto, garantizó el fiel cumplimiento de los mismos, teniendo en cuenta que todos los establecimientos ya están equipados para el efecto y que la gran diferencia que tiene Pedro Juan ante Salto del Guairá, Encarnación y Ciudad del Este es que son una frontera seca, ya que se divide de Punta Porá por una gran avenida de unos 30 kilómetros, de los cuales al menos 10 kilómetros corresponden a la zona comercial, por lo que no se justificaría montar una entrada y salida y que solo complicaría más la situación.


Fuente https://www.lanacion.com.py/negocios/2020/10/04/ciudadania-pedrojuanina-aguarda-con-ansias-fecha-tope-de-reapertura-de-frontera/

Comentarios