Guedes: no renunció al impuesto a las transacciones y el gobierno no extenderá la ayuda de emergencia en 2021

BRASÍLIA (Reuters) - El ministro de Economía, Paulo Guedes, dijo el viernes que no renunció a la implementación de un impuesto a las transacciones, similar al ex CPMF, para pagar la amplia exención de nómina de las empresas dentro de un plan para impulsar la generación de empleo.

En un evento promovido por XP Investimentos, también negó que el gobierno extienda la ayuda de emergencia hasta 2021, destacando que se respetará la regla del tope de gasto luego del período de calamidad de este año por la pandemia Covid-19.

El día anterior, Guedes le había dicho a CNN Brasil que podría renunciar al nuevo impuesto. Esta noche, sin embargo, justificó dar información incorrecta en lugar de su explicación habitual de la necesidad de tal impuesto para promover un bien mayor: la generación de empleos.

“No me importa si el impuesto es feo mientras funcione creando nuevos puestos de trabajo. Es válido. Pero ayer di la información incorrecta, porque ese es el sentimiento. Primero dije: 'Bueno, tal vez debería haber hablado con ella (reportera)'. Luego, cuando hablo con ella, es el mismo tema, la misma mierda, que es: '¿Estás creando un nuevo CPMF?'. De ningún modo. En lugar de explicar, dije: 'Escucha bien, me olvidé, me di por vencido' ”, dijo, hablando en inglés.

El ministro dijo que "de ninguna manera" abandonó el ataque.

"No soy un hombre que abandone las cosas fácilmente", corrigió.

Guedes siempre se ha mostrado a favor de imponer un impuesto a las transacciones de base amplia para pagar la exención de nómina de las empresas, pero el equipo económico aún no ha formalizado su propuesta.

En cuanto a la posible prórroga de las ayudas de emergencia para el próximo año, el ministro tomó posición luego de que las preocupaciones al respecto volvieran a afectar el viernes al mercado financiero.

“No hay ningún plan para extender la ayuda, ninguno. Eso no es verdad. Esta no es nuestra intención, no es lo que dijo el Presidente. No es lo que quiere el ministro de Economía. De ninguna manera ”, dijo.

“La enfermedad (Covid-19) está disminuyendo y, a medida que disminuye, Brasil se está recuperando en una 'V', y debemos asumir la responsabilidad de nuestro presupuesto y debemos demostrar que somos responsables, fuertes y lo suficientemente resilientes para pagar nuestra guerra en lugar de pasar a nuestros hijos en el futuro ”, agregó.

Haciendo eco de los recientes discursos, el ministro volvió a defender que, si el país vuelve a ser golpeado por una pandemia en un año más, la reacción será rápida y fuerte al igual que en 2020. Aparte de esta posibilidad, reiteró que es necesario respetar el techo de gasto. , que limita el crecimiento del gasto público a la inflación medida en el año anterior.

“Cuando nos golpeó la pandemia, creamos un régimen de emergencia. Ahora, no podemos usar la excusa del régimen de emergencia para volar el techo de gasto ”, dijo.

ESTRÉS EN EL MERCADO DE DEUDA

En cuanto a la reciente reacción del mercado de deuda, con primas al alza y tipos de interés en pendiente, Guedes estimó que esto está sucediendo porque los agentes están viendo problemas en la disposición de la “gente” a romper el techo y los “malos políticos” a utilizar coronavirus como excusa para implementar políticas populistas.

Guedes señaló que el gobierno no hará una operación "twist" para abordar el problema, en referencia a la eventual compra de bonos largos por parte del Banco Central en un intento de aplanar la curva.

“No queremos fingir el trato. Queremos escuchar las señales del mercado y reaccionar correctamente para crear expectativas adecuadas ”, dijo.

PROMESAS ROTAS

En medio de demandas de que no estaría cumpliendo los compromisos firmados públicamente, el ministro dijo una vez más que el momento de la apreciación de las reformas lo da la política.

Respecto a la promesa hecha a principios de julio de que se llevarían a cabo cuatro grandes privatizaciones en 90 días, dijo que hizo el pronóstico luego de conversar con la base política para las operaciones que involucran a Correios, Eletrobras, los contratos petroleros PPSA y el Puerto de Santos.

Pero Guedes señaló que, mientras tanto, las aspiraciones se vieron obstaculizadas por la política.

“Estamos de acuerdo políticamente entre nosotros. Y luego vuelvo a decir: 'En 90 días vamos a anunciar cuatro grandes privatizaciones'. Y luego pasan 90 días y no hay publicidad. ¿Que pasó? Política de nuevo ”, dijo.

El ministro defendió que, en medio de la turbulencia de la crisis, los avances que ha hecho el gobierno pasan desapercibidos.


Según Guedes, a pesar de la severidad del brote de Covid-19, el gobierno no ha abandonado sus planes para frenar la explosión del gasto previsional (con la reforma aprobada el año pasado), el gasto por intereses de la deuda pública (con la Selic en su nivel más bajo histórico) y el aumento de los sueldos de los funcionarios públicos - en relación a este último frente, se aprobó el congelamiento hasta el próximo año a cambio de ayudas extraordinarias a los estados y municipios este año.

Guedes también dijo que algunas medidas ya implementadas, como para el mercado del gas, están surtiendo efecto.

“Las personas ciegas no ven nada, siguen gritando y reaccionando al ruido. No ven nada. No ven que el gas natural ya está cayendo, ya se están haciendo contratos de futuro con 30%, 40%, 50% de reducción de costos ”, dijo.

El ministro señaló que el gasto público por la situación de la pandemia llegará este año al 10% del Producto Interno Bruto (PIB), pero dijo que no hay arrepentimiento por este volumen.

“Lo haríamos de nuevo, probablemente incluso más, si pudiéramos, pero ahora debemos volver a la agenda de reformas. Hicimos todo lo posible para apagar el incendio forestal y estamos de nuevo en el camino, el camino de las reformas ”, dijo.

Guedes dijo que tanto las reformas como las privatizaciones se acelerarán en los próximos dos años de la administración de Jair Bolsonaro y que el gobierno está "apenas comenzando", luego de que los dos primeros años del mandato estuvieron marcados por "intentos de supervivencia" y "huida de la oscuridad". ”.

La evaluación del ministro fue que se está construyendo una mayoría de centro-derecha y que el Congreso está haciendo "un gran y maravilloso trabajo". Volvió a alabar la actuación del alcalde, Rodrigo Maia (DEM-RJ), citando también a los diputados Ricardo Barros (PP-PR), quien es el líder del gobierno, y Arthur Lira (PP-AL), líder del centro.

Fuente:https://br.reuters.com/article/topNews/idBRKBN271350-OBRTP

Comentarios