París cierra sus bares por preocupante avance de la pandemia

Los bares de París cerrarán a partir del martes, una imagen que habla por sí sola del preocupante avance de la pandemia en Francia y en otros países europeos, que inevitablemente quedó en un segundo plano en estos días debido a la hospitalización de Donald Trump por coronavirus.

Los datos confirman un empeoramiento de la situación epidémica. Actualmente, París registra una incidencia de 260 casos por cada 100.000 habitantes y un 36% de las camas de los servicios de reanimación en hospitales está ocupado por enfermos de COVID-19.

El cierre de los bares estará en vigor en principio durante 15 días en París y su periferia más cercana, un territorio de 7 millones de habitantes. “Entramos en una nueva fase”, declaró la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en una conferencia de prensa.

Los restaurantes en cambio podrán seguir abiertos, pero deberán aplicar medidas sanitarias reforzadas. Los eventos con más de 1.000 personas seguirán estando prohibidos, así como las reuniones de más de 10 individuos en los espacios públicos. En toda Francia, hasta ahora han muerto más de 32.000 personas por COVID-19, según las cifras oficiales.

En Europa se han registrado más de 235.000 muertos por coronavirus y casi 5,8 millones de casos. París sigue los pasos de otras ciudades, como Madrid, que desde el viernes aplicó nuevas restricciones de movimiento a sus habitantes y a los de nueve municipios aledaños.

España registra 790.000 contagios y más de 32.000 fallecidos por COVID-19 y Madrid concentra un tercio de estas cifras. Otras dos localidades españolas, León y Palencia, de 125.000 y 79.000 habitantes respectivamente, quedarán parcialmente cerradas a partir del martes y por al menos dos semanas.

Igualmente, Irlanda estaba este lunes al borde de un segundo confinamiento nacional, después de que el equipo de emergencias de la sanidad pública recomendara el domingo pasar al nivel más elevado de restricciones, lo que significa la adopción de medidas similares a las tomadas durante el confinamiento en marzo.

Pero un nuevo cierre total, en Irlanda u otros países, resulta una decisión difícil de aplicar, debido a la impopularidad de la medida entre la opinión pública y a sus devastadoras consecuencias económicas. En Rusia se registraron el lunes cerca de 11.000 nuevas infecciones, un nivel cercano al registrado en mayo, aunque las autoridades no prevén por ahora nuevas medidas.

Trump podría ser dado de alta el lunes

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 1.037.971 muertes en todo el mundo y 35,2 millones de contagios, desde su aparición en China en diciembre, según un balance de la AFP el lunes a las 11H00 GMT. El rebrote del virus en Europa se vio eclipsado en los últimos días por la hospitalización del presidente estadounidense Donald Trump.

A menos de un mes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la evolución del estado de salud del mandatario republicano se escruta con lupa. Tras dos noches en el hospital, un optimismo prudente rodeaba el domingo al entorno del presidente, cuyos médicos decidirán en las próximas horas si recibe el alta.

El domingo, Trump, de 74 años, que siempre minimizó la gravedad de la pandemia, salió a saludar a sus partidarios, reunidos ante el hospital Walter Reed, desde dentro de un vehículo y usando mascarilla.

Una iniciativa que suscitó vivas críticas de los expertos, en especial por los riesgos que corrieron quienes lo acompañaban. El portavoz presidencial aseguró sin embargo que se tomaron las precauciones “apropiadas”.

Estados Unidos es el país más enlutado del mundo por esta pandemia, con 209.734 fallecidos, y 7,4 millones de contagios. En Nueva York, se prevé volver a cerrar escuelas, restaurantes y comercios no esenciales en nueve barrios a partir del miércoles, un retroceso inédito para la primera metrópolis estadounidense en la lucha contra el virus.

Superviviente mexicana de 103 años

América Latina y el Caribe es la región más afectada con 354.094 fallecidos y más de 9,6 millones de contagiados. En México, una anciana de 103 años se recuperó del COVID-19, tras pasar 11 días ingresada en el hospital, indicó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Aunque la mujer, que fue dada de alta el viernes, no cuenta con agravantes como hipertensión, diabetes u obesidad, “lo que contribuyó al éxito en su tratamiento”, indicó el instituto.

Después de Estados Unidos, los países más enlutados por la pandemia son Brasil con 146.352 muertos y 4.915.289 casos, India con 102.685 muertos (6.623.815 casos), México con 79.088 muertos (761.665 casos) y Reino Unido con 42.350 muertos (502.978 casos).

Tras diez meses de incertidumbre y paralización que no parecen terminar, el mundo se aferra a las buenas noticias, como las que dio este lunes el gobierno de Nueva Zelanda, que afirmó “haber vencido de nuevo al virus”. La primera ministra Jacinda Ardern anunció el levantamiento de las restricciones ordenadas en agosto en la ciudad de Auckland y dijo que la epidemia está bajo control.

FUENTE:https://www.lanacion.com.py/mundo/2020/10/05/paris-cierra-sus-bares-por-preocupante-avance-de-la-pandemia/

Comentarios