Recorte de súper salarios solo aportaría R$ 1 mil millones al nuevo programa social

La propuesta del Parlamento avalada por el ministro Paulo Guedes (Economía) de recortar los salarios por encima del techo del funcionariado público (R$ 39,3 mil) es insuficiente para financiar el aumento significativo del programa asistencial Bolsa Família.
La medida defendida por miembros del Gobierno y líderes enfrenta un fuerte lobby de funcionarios, especialmente del Poder Judicial, en el Parlamento.

En 2015, el gobierno de Dilma Rousseff (PT) presentó un proyecto similar, que reduciría al año el equivalente a R$ 1 mil millones de gasto público.

Para financiar el Renta Ciudadana, programa que debe reemplazar al Bolsa Família, el equipo del presidente Jair Bolsonaro (sin partido) busca R$ 20 mil millones.

Con este presupuesto, la idea es ampliar la cobertura a familias bajo el umbral de la pobreza y en pobreza extrema e incrementar el valor del beneficio mensual.

Aunque con peso político y moralizador, el proyecto de recorte de supersalarianos, debatido por el Gobierno y parlamentarios, la realidad es que tiene un bajo impacto en las cuentas públicas. El efecto es mayor en las cuentas de estados y municipios.

El Gobierno enfrenta dificultades para superar los obstáculos que supone ampliar el Bolsa Família debido al techo de gasto. La regla evita que el gasto crezca por encima de la inflación.

De cara a 2021, el presupuesto del Bolsa Família fue aumentado en comparación con años anteriores, pero sigue siendo limitado. Debe auxiliar a 15,2 millones de familias con una partida de R$ 34,9 mil millones.

Fuente:https://www.cesla.com/detalle-noticias-de-brasil.php?Id=16690

Comentarios