Un estudio del FMI concluye que los confinamientos estrictos podrían acelerar la recuperación económica

WASHINGTON, 8 oct (Reuters) - La temprana aplicación de confinamientos durante una epidemia puede reducir sustancialmente la propagación de las infecciones, por lo que los dirigentes políticos deben ser cautelosos a la hora de levantarlos para reactivar sus economías cuando las tasas de contagio siguen siendo altas, dijo el jueves el Fondo Monetario Internacional.

La pandemia de COVID-19 ha demostrado que las restricciones gubernamentales logran reducir las infecciones, escribió el FMI en un capítulo de su próxima edición de Perspectivas de la Economía Mundial, pero también contribuyeron a la recesión y golpearon con especial fuerza a los grupos de población más vulnerables, como las mujeres y los jóvenes.

El distanciamiento social voluntario impulsado por el temor a contraer la enfermedad también contribuyó en gran medida a la recesión, siendo poco probable que se reduzca una vez se levanten las restricciones en tanto los casos sigan siendo elevados, según advirtieron los investigadores.

“Abordar los riesgos sanitarios parece ser una condición previa para posibilitar una recuperación económica fuerte y sostenida”, escribieron los economistas del FMI Francesco Grigoli y Damiano Sandri en una entrada de blog sobre el estudio.


“Los cierres imponen costes a corto plazo pero pueden conducir a una recuperación económica más rápida, ya que reducen las infecciones y, por ende, la duración del distanciamiento social voluntario”, escribieron, añadiendo que alternativas como el uso de mascarillas, la realización de pruebas y el rastreo de contactos podrían tener costes económicos aún inferiores.

El estudio del FMI no apuntó a países específicos, pero se da a conocer en un momento de drástico aumento de los casos en algunas partes de Estados Unidos que pusieron fin a sus confinamientos de forma anticipada ante la presión del presidente Donald Trump, quien se ha propuesto reavivar la economía del país antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

La India, que ocupa el segundo lugar después de Estados Unidos en cuanto a casos de coronavirus, también está levantando la mayor parte de sus restricciones, pese a que la pandemia está en su apogeo.

Los investigadores del FMI dijeron que los confinamientos deberían ser lo suficientemente estrictos como para frenar las infecciones, sugiriendo que “los confinamientos estrictos y de corta duración podrían ser preferibles a las medidas suaves y prolongadas”, escribieron.

También señalaron que la crisis está golpeando más duramente a los grupos más vulnerables, ya que el confinamiento en los hogares y los cierres de escuelas frenan más drásticamente la movilidad de mujeres, que soportan una mayor carga en el cuidado de los niños.

Los confinamientos también redujeron más bruscamente la movilidad de los jóvenes de entre 18 y 44 años, con hijos de menor edad afectados por los cierres de escuelas y a menudo con contratos de trabajo temporales con más probabilidades de ser rescindidos durante una crisis.

Para evitar una mayor desigualdad duradera, los responsables políticos deberían reforzar las prestaciones por desempleo y ofrecer permisos remunerados a los padres.

Fuente:https://es.reuters.com/article/businessNews/idESKBN26T2S1

Comentarios