A las puertas del Brexit, Reino Unido y la UE mantienen grandes diferencias

BRUSELAS/LONDRES, 27 nov (Reuters) - La Unión Europea y Reino Unido dijeron el viernes que todavía existen diferencias sustanciales para un acuerdo comercial de Brexit, mientras el jefe negociador de la UE se prepara para viajar a Londres en un último intento de evitar un final tumultuoso en una crisis que se ha prolongado cinco años.
Cuando solo faltan cinco semanas para que el Reino Unido salga definitivamente de la órbita de la Unión Europea, ambas partes piden a la otra compromisos en materia de pesca, ayudas de estado y resolución de futuras disputas.

Las negociaciones cara a cara se reanudarán después de que tuvieran que ser suspendidas la semana pasada cuando uno de los miembros del equipo de Barnier dio positivo por el nuevo coronavirus.

“Es evidente que todavía hay diferencias sustanciales e importantes que hay que salvar, pero estamos avanzando”, dijo el primer ministro británico Boris Johnson ante periodistas.

“La probabilidad de un acuerdo está muy determinada por nuestros amigos y socios en la UE... hay un acuerdo que puede hacerse si ellos quieren”.

Barnier dijo en Twitter que viajaría a Londres el viernes por la noche para hablar con su homólogo británico David Frost.

“Las mismas divergencias significativas persisten”, dijo el negociador de la UE.

Las conversaciones todavía están atascadas en tres temas principales —pesca, ayuda estatal y resolución de disputas— pero ninguna de las partes ha mostrado hasta ahora una voluntad de ceder lo suficiente para permitir un avance.

“QUEDAN POCOS DÍAS”

Reino Unido dejó formalmente la UE el 31 de enero, pero desde entonces ha estado en un período de transición en el que las normas sobre el comercio, los viajes y los negocios no han cambiado. A partir de finales de año será tratado por Bruselas como un tercer país.

Un diplomático de la UE dijo que “sólo quedan unos pocos días” para las conversaciones, que previamente han incumplido numerosos plazos.

“Las brechas en cuanto a la competencia justa, la gobernanza y la pesca siguen siendo grandes”, dijo el diplomático tras una sesión informativa a puerta cerrada en la que Barnier puso al día a los diplomáticos nacionales del progreso de las negociaciones.

“Sin que Londres tome rápidamente las decisiones necesarias, llegar a un acuerdo será prácticamente imposible. El tiempo se agota rápidamente. Sólo quedan unos pocos días”.

Una salida “sin acuerdo” trastocaría las fronteras, asustaría a los mercados financieros y sembraría el caos en las delicadas cadenas de suministro que se extienden a través de Europa y más allá, justo cuando el mundo se enfrenta al enorme coste económico de la pandemia de COVID-19.

¿ACUERDO A LA VISTA?

Una primera señal de movimiento —ya sea hacia un acuerdo o un fracaso de las conversaciones— probablemente sería una eventual llamada entre el Johnson y la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Hasta el momento no se ha anunciado tal llamada.

Una fuente cercana a las negociaciones dijo que ha sido “complicado” recientemente conseguir progresos.

Las dos partes están tratando de llegar a un acuerdo comercial que salvaguarde intercambios comerciales por un valor cercano al billón de dólares por año, así como la paz en Irlanda del Norte.

Esta última es una prioridad para el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, quien ha advertido a Johnson que debe mantener el Acuerdo de Viernes Santo de 1998, intermediado por Estados Unidos, que puso fin a tres décadas de conflicto sectario.

Von der Leyen dijo el miércoles que la UE estaba preparada para la posibilidad de que Reino Unido dejara el bloque sin un nuevo acuerdo comercial, a pesar del “progreso cierto” en las tortuosas conversaciones del Brexit.

Fuente:https://es.reuters.com/article/topNews/idESKBN2870ZC

Comentarios