Argentina pedirá al FMI un programa de facilidades extendidas

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya tiene decidido que pedirá un acuerdo sin ajustes estructurales como habitualmente pedía el Consenso de Washington décadas atrás. “Eso nunca funcionó en nuestro país”, dicen en el Gobierno.

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó el martes a Argentina para negociar un inédito programa de Facilidades Extendidas (Extended Fund Facility) y acordar las condiciones de la devolución de 31,913.71 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG) -más de $45,000 millones- y sus intereses, otros $3,000 millones.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya tiene decidido que pedirá un acuerdo sin ajustes estructurales como habitualmente pedía el Consenso de Washington décadas atrás. “Eso nunca funcionó en nuestro país”, dicen en el Gobierno.

Será con la solicitud de postergar los vencimientos de capital por cuatro años y medio (al menos hasta 2025), ya que con la estructura actual el primer pago caería el 22 de septiembre de 2021.

Un programa del estilo del EFF viene clásicamente del FMI de la mano de reformas en materia previsional, tributaria y laboral, pero la negociación se fundará en la idea de que Argentina ya tuvo en los últimos años algunos cambios “a lo bruto” en las jubilaciones y en el empleo. Pese a ello, donde sí habrá una modificación estructural es en la movilidad jubilatoria, que tendrá una nueva fórmula desde el año que viene, si Guzmán consigue la aprobación del Congreso. Los aumentos de las jubilaciones serán semestrales en vez de trimestrales y estarán atados a la evolución de la recaudación y los salarios, en un 50% cada uno, en lugar de la inflación.

El nuevo EFF será inédito porque se buscará lograr sin las típicas “condicionalidades” pero también porque en los casi 62 años que pasaron desde que el país pidió el primer programa al FMI, en diciembre de 1958, solamente afrontó dos EFF y se volcó en otras 19 ocasiones para un Stand By Agreement (SBA), como el de 2018-2019.

Un Servicio Ampliado del FMI (SFA), que da lugar a un EFF, está pensado para un país que “enfrenta graves problemas de balanza de pagos a mediano plazo debido a deficiencias estructurales que tardarán tiempo en resolverse”. Los montos que se giran en el marco de un SAF “deben reembolsarse en plazos de cuatro años y medio a 10 años, con pagos en 12 cuotas semestrales iguales”. En cambio, los créditos en el marco de un Acuerdo Stand-By se reembolsan en períodos de tres años y tres meses a cinco años.

La comitiva del FMI fue encabezada por la directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozak; el jefe de la misión del FMI para Argentina, Luis Cubeddu y el representante residente del FMI en Argentina, Trevor Alleyne.

Fuente:https://www.5dias.com.py/internacionales/argentina-pedira-al-fmi-un-programa-de-facilidades-extendidas

Comentarios