El comercio con Latinoamérica se hunde tras años de crecimiento

La crisis provocada por la pandemia de coronavirus ha llevado a que 2020 se vaya a caracterizar por ser un año que registre un importante hundimiento del comercio internacional. En este proceso, la Comunitat Valenciana no ha quedado al margen y, aunque desde el verano ha recuperado la mayor parte del terreno perdido durante los meses de confinamiento, hay regiones con las que va a costar más volver a un estado previo. Este es el caso de Latinoamérica, que cuenta con una serie de países con los que se ha hundido el tráfico de mercancías.

Así lo señala un informe de la Cámara de Comercio de Valencia, que apunta que las exportaciones en este ejercicio se han reducido casi un 35% hasta los 760.000 millones mientras que las importaciones han caído un 18,8% y también rozan los 760.000 millones, lo que sitúa la balanza comercia casi en un estado de equilibrio. El mal resultado de las exportaciones se debe a que los países del centro y sur del continente americano son de los que más están sufriendo las consecuencias de la pandemia y los que más dificultades van a encontrar para remontar por males endémicos de sus economías.

El documento, que recopila datos facilitados por el ministerio de Industria y Comercio, evidencia como en los últimos años el comercio con latinoamérica ya no crecía a ritmo tan acelerados como los años previos. En concreto, las exportaciones habían caído de manera significativa entre 2018 y 2019 en Argentina (30%) y Venezuela (70%) mientras que en México, que es el principal mercado valenciano de lejos, también había reducido sus valores casi seis puntos. Aún así, el resto de estados empujaban los datos al alza y se continuaba por una senda global positiva. Pero el coronavirus ha complicado mucho más esta situación y los descensos ya son de en torno a un tercio del total. Datos así no se veían desde 2011.

Respecto a las mercancías, las más demandadas por parte de los países latinoamericanos son del sector de la maquinaria, que aunque cae un 38% en este ejercicio mantiene un volumen de negocio de 116.000 millones. En segundo puesto se encuentran los cerámicos, con 90.000 millones de exportaciones pese a la caída de un 30%. En menor medida, las materias colorantes, plásticas, los perfumes y el calzado también tienen su parcela de mercado. Por su parte, entre las importaciones destaca de forma clara la maquinaria, que no se ha visto afectada por la crisis del coronavirus y con 145.000 millones supera al que hasta 2019 era el principal producto reclamado desde la Comunitat, el combustible, que se hunde más de un 60% este ejercicio y se tiene que conformar con algo más de 100.000 millones de negocio. Otros productos que se importan más son las conservas de fruta y verdura, legumbres, hortalizas y grasas, aunque el volumen que representan es mucho menor.

El informe señala que hay países que mostraban buenas tendencias los meses previos a la pandemia y en estos se puede asentar la recuperación de la región. En esta lista están Brasil, Chile o Colombia pero también México, que pese a los malos datos sigue siendo un socio preferente.
Fuente:https://www.cesla.com/detalle-noticias-de-latinoamerica.php?Id=17903

Comentarios