EEUU impone aranceles a los vinos y a las piezas para aviones de la UE

WASHINGTON, 30 dic (Reuters) - El Gobierno de Estados Unidos dijo el miércoles que aumentará los aranceles sobre ciertos productos de la Unión Europea, incluyendo componentes de aeronaves y vinos de Francia y Alemania, el último episodio en una batalla de 16 años entre Washington y Bruselas sobre los subsidios al sector aeronáutico.

En un comunicado, la Oficina del Representante Comercial de EEUU (USTR, por sus siglas en inglés) dijo que añadirá aranceles sobre los componentes de aeronaves y ciertos vinos no espumosos, así como coñacs y otros brandies de Francia y Alemania.

La USTR no dijo cuándo entrarán en vigor los aranceles, pero señaló que “próximamente” se darán más detalles.

La decisión de EEUU llega cuando los negociadores estadounidenses y los europeos continúan las conversaciones para poner fin a su larga disputa sobre las ayudas estatales al fabricante de aviones Airbus, que cuenta con el respaldo político de Reino Unido, Francia, Alemania y España, y las de EEUU a su rival Boeing.

La USTR dijo el miércoles que la UE calculó injustamente los aranceles contra Estados Unidos avalados por un fallo de la Organización Mundial del Comercio en septiembre en la disputa en curso: “La UE necesita tomar alguna medida para compensar esta injusticia”.

La Comisión Europea lamentó el miércoles la decisión de la Administración estadounidense, diciendo que altera el proceso de negociación sobre los subsidios estatales entre el bloque europeo y Estados Unidos y afirmando que se reunirá cuanto antes con el nuevo Gobierno de Joe Biden para encontrar una solución.

Los representantes de Airbus no pudieron ser contactados inmediatamente para comentar la decisión de la USTR.

Ben Aneff, presidente de la patronal vinícola US Wine Trade Alliance, dijo que la decisión causará más dificultades a las empresas estadounidenses ya afectadas por los aranceles anteriores, e instó al presidente electo Joe Biden a dar marcha atrás rápidamente a esta política arancelaria.

“Esta acción supone un castigo para las empresas estadounidenses. Los restaurantes y las pequeñas empresas de Estados Unidos ya están luchando por sobrevivir; esta decisión sólo destruirá más puestos de trabajo y cerrará más puertas”, dijo Aneff, socio gerente de Tribeca Wine Merchants en la ciudad de Nueva York.

Por su parte, la federación de exportadores de vinos franceses expresó su rechazo a la imposición arancelaria a los vinos y el coñac del país, diciendo que acarreará un coste de en torno a 1.000 millones de euros para el sector.

Los exportadores franceses aseguraron que el impacto de los nuevos aranceles sobre las ventas de coñac en EEUU será “grande”.

Emily Haber, embajadora de Alemania en Estados Unidos, instó este mes a tomar medidas rápidas para resolver la disputa, calificándola de distracción de temas más grandes que requieren una acción conjunta como el cambio climático y la pandemia.

Fuente:https://es.reuters.com/article/topNews/idESKBN295105

Comentarios